Según Philips, el simple cambio de las actuales bombillas por otras más eficientes supondría un ahorro en el consumo de energía del 80%. Por otro lado, el ahorro en nuestros hogares con esta primera fase podria cifrarse en unos 10.000 millones de euros.

Ahorro a todos los niveles

Con el cambio también se ahorrarán unas 38 millones de toneladas de CO2, lo equivalente a unos 156 millones de barriles de petroleo. El enorme potencial de ahorro energético llega entorno al 80% en la iluminación de tiendas, alumbrado doméstico y el uso de LED´s (Light emiting diode). Un menor ahorro, pero aun significativo se producirá en el alumbrado vial y las oficinas con un 57 y un 61 %.

El 8 de diciembre de 2008, los miembros de la Comisión Europea para restringir el uso de estas bombillas declararon un nuevo plan. Mediante el mismo, hoy día 1 de septiembre se retirarán las bombillas claras de más de 100 vatios. En 2010 las de más de 75 W, en 2011 las de más de 60 W, en 2012 las claras de menos de 60 W,asi llegando hasta 2016 donde se retirará todas las bombillas de bajo consumo con etiqueta C.

Optimismo

Antonio Duato, presidente de Philips Ibérica, ha señalado que “el alumbrado es responsable de casi el 20% del consumo de electricidad en todo el mundo. El  efecto del cambio a nivel de la Unión Europea, supondrá ahorrar un 80% del total de energía consumida en alumbrado”.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de