El G-20 acordó en 2009 eliminar los subsidios que "fomentan el consumo excesivo, reducen nuestra seguridad energética, y además impiden la inversión en fuentes de energía limpias, socavando los esfuerzos para hacer frente a la amenaza del cambio climático". Los datos y análisis de la OCDE y la AIE están contribuyendo activamente a alcanzar este compromiso por parte del G-20.

"Tanto los países en desarrollo como los desarrollados deben eliminar los ineficientes subsidios a los combustibles fósiles. A medida que la búsqueda de respuestas políticas a la peor crisis económica de nuestras vidas,  eliminar los subsidios a los combustibles fósiles aparece como una forma obvia y muy eficaz de ayudar a los gobiernos cumplir con sus objetivos económicos, ambientales y sociales". Según el Secretario General de la OCDE, Angel Gurría, "para lograr el éxito, necesitamos programas bien focalizados, transparentes y con plazos definidos que ayuden a los hogares con menos recursos y a los trabajadores del sector de la energía fósil, que podrían verse afectados en el corto plazo. Los datos y análisis de la OCDE y la AIE pueden ayudar a guíar el proceso".

El Secretario General de la OCDE y la Directora Ejecutiva de la AIE, Maria Van der Hoeven, subrayaron que los subsidios a los consumidores de combustibles fósiles a menudo no cumplen con los objetivos fijados de alivio de la pobreza energética y promoción del desarrollo económico, y en su lugar crean derroche de energía y contribuyen a la volatilidad de los precios, distorsionando las señales que se envían al mercado, que ve como hay una competencia desleal que disminuye la competitividad de las energías renovables y tecnologías de eficiencia energética.

"En un período de persistencia de altos precios energéticos, los subsidios representan una carga económica significativa", añadió Maria van der Hoeven. Según estimaciones de la AIE, los subsidios que reducen artificialmente el precio de los combustibles fósiles ascendieron a USD 409.000 millones en 2010 – casi 110.000 millones más que en 2009. Datos basados en la encuesta mundial de la AIE para identificar a las economías que reducen artificialmente los precios finales de los combustibles fósiles por debajo del costo total de la oferta.

La eliminación gradual de subsidios a los combustibles fósiles también puede dar un impulso a la inversión, el crecimiento y el empleo en las energías renovables y la eficiencia energética.

A pesar de los muchos beneficios derivados de la eliminación de los subsidios a los combustibles fósiles, los esfuerzos de reforma se han visto obstaculizados por la falta de información sobre las medidas de apoyo, particularmente en los países de la OCDE.

Medidas de apoyo a los combustibles fósiles

Para ayudar a los gobiernos a comprender la naturaleza y escala de sus políticas de apoyo a los combustibles fósiles, la OCDE ha realizado el 1er Inventario de "Apoyo presupuestario y en impuestos a los combustibles fósiles". Con información detallada sobre más de 250 mecanismos de apoyo a la producción de combustibles fósiles y su uso en países de la OCDE, el inventario se actualizará periódicamente y tratará de abarcar más países y más mecanismos de apoyo.

El Inventario cubre 24 países, que representan aproximadamente el 95% del total de suministro de energía primaria de la OCDE. En él se muestra que el 54% de las medidas de apoyo fueron hacia el petróleo. En general, el apoyo a la producción de combustibles fósiles y su consumo en los países de la OCDE fue de 45 – 75.000 millones al año entre 2005 y 2010.

El Inventario promueve la transparencia y la rendición de cuentas, y proporciona estimaciones que ayudarán a los Gobiernos y a todas las partes interesadas a evaluar estas políticas y también a encontrar formas de subsidios para realizar la reforma.

Subsidios históricamente generosos

  • En Alemania las ayudas a la minería del carbón llegaron a los 4.900 millones de euros en 1999 y cayeron a 2.100 millones de euros en 2009, y deberan ser eliminadas por completo en 2018.
  • Francia eliminará gradualmente su apoyo a la industria del carbón; desde los más de 1.000.- millones de euros en 1990, las ayudas a los productores de carbón se redujeron a 92 millones de euros en 2007, siendo ese año el último en el que hubo ayudas. Esto fue acompañado por una serie de medidas destinadas a cubrir los costos sociales asociados al cierre de minas.
  • El gobierno de México dio apoyo a los consumidores de energías fósiles en el país por un montante de 629 millones de US $ en 2009, pero disminuirá a medida que la nueva estrategia nacional de energía avance, centrándose en las subvenciones directas a los hogares de bajos ingresos que utilicen EE.RR.
  • En los Estados Unidos, el apoyo a los productores de energía se acercaba a los de 5.000.- millones de US $ en 2009. Las previsiones, en presupuesto federal de 2012, son de eliminación de un amplio grupo de subsidios a los combustibles fósiles, con lo aumenta la disponibilidad de fondos para otros usos en más de 3.600 mil millones de US $.

Reforma de la política de subsidios

Algunas de las estrategias que los Gobiernos están utilizando para eliminar los subsidios a los combustibles fósiles han sido revisadas por la OCDE y analizadas por la AIE, destacando las claves para el éxito:

  1. Tener datos transparentes, pues son esenciales para poder enfocar el objetivo de la discusión.
  2. Apoyo financiero para la reestructuración económica y sistemas de ayuda a las familias más necesitadas, para de esta forma poder proteger a los grupos más vulnerables.
  3. Integrar las reformas a los subsidios de los combustibles fósiles, que son en general estructurales, con otras reformas que puedan ayudar a incrementar el apoyo a las propias reformas, sobre todo cuando el dinero ahorrado se utiliza para beneficiar a la población en general.

Apoyo de la OCDE

"La capacidad de maniobra política es cada vez más limitada, especialmente en las economías más avanzadas", señaló el secretario general de la OCDE, Angel Gurría. "En este contexto, las reformas estructurales son esenciales para estimular el crecimiento y el empleo. Hay soluciones rápidas, aunque muy pocas, una de ellas es la eliminación de los subsidios ineficientes a combustibles fósiles. Los países deben aprovechar esta oportunidad y estamos dispuestos a ayudar", dijo el Sr. Gurría.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de