El lema pone de relieve la importancia creciente de los servicios meteorológicos, climáticos e hidrológicos para el desarrollo socioeconómico sostenible de las generaciones presentes y futuras.

“Los conocimientos sobre el tiempo, el clima y el agua han avanzado en los últimos años y son fundamentales para la seguridad alimentaria, la reducción de los riesgos de desastre, la gestión del agua, el suministro de energía o la salud, por citar tan solo unos pocos ejemplos”, afirmó el Secretario General de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), señor Michel Jarraud.

“Es más necesario que nunca invertir en los Servicios Meteorológicos e Hidrológicos Nacionales para hacer frente a los desafíos que surgirán en el futuro a causa de la rápida evolución del clima. Necesitamos reforzar nuestra base de conocimientos global y garantizar que la información llegue a todos los estratos socioeconómicos, desde las instancias decisorias gubernamentales y los magnates de la industria, hasta los agricultores y los líderes de las comunidades locales,” manifestó Jarraud.

“Se han hecho grandes progresos en la mejora de la precisión y utilidad de las predicciones meteorológicas. Ahora necesitamos mejorar también la eficacia de las predicciones climáticas para las próximas estaciones, años e incluso decenios y ampliar nuestros conocimientos sobre la manera en que está evolucionando el clima mundial a escala regional, nacional y local”.

Estos son los motivos que justifican la existencia del Marco Mundial para los Servicios Climáticos, que están desarrollando actualmente la OMM y sus asociados de dentro y fuera del sistema de las Naciones Unidas, haciendo especial hincapié en 70 países que actualmente disponen de pocos servicios de ese tipo o carecen totalmente de ellos. El Marco tiene como objetivo garantizar el suministro de información climática a las instancias decisorias a todos los niveles, para todo tipo de fines, desde la construcción de presas y defensas marinas, hasta la elección de variedades de semillas o la utilización de la tierra. Inicialmente, el Marco dará prioridad a la seguridad alimentaria y la agricultura, la gestión del agua, la reducción de los riesgos de desastre y la salud.

Se hace coincidir con el Día Meteorológico Mundial la publicación de la declaración anual de la OMM sobre el estado del clima mundial de 2011, que pone claramente de relieve los continuos cambios de nuestro clima. Los 13 años más cálidos de los que se tienen datos se han registrado a partir de 1997 y las temperaturas mundiales en 2011 fueron superiores a las de los años anteriores en los que se había producido un episodio de La Niña, fenómeno que suele llevar aparejada una disminución de la temperatura. La extensión de los hielos marinos del Ártico del verano pasado fue la segunda más pequeña de la que se tienen datos y su volumen global fue, probablemente, el más bajo jamás registrado.

La OMM publica también las conclusiones preliminares de una evaluación del clima mundial correspondiente a 2001-2010 en las que facilitará información sobre las temperaturas, las precipitaciones, los hielos marinos y los fenómenos extremos a lo largo del último decenio.

El simposio internacional “Información hidrometeorológica: un instrumento para el desarrollo socioeconómico”, organizado por la Société Météorologique de France en el marco del 9º Foro internacional sobre tiempo y clima, tuvo lugar ayer en la sede de la OMM, coincidiendo con el Día Mundial del Agua y en la víspera del Día Meteorológico Mundial, que se celebra hoy.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de