WWF denuncia la “insufuciencia” de los 50 millones de dólares del Fondo de Adaptación para que los países en vías de desarrollo puedan acceder a las ayudas, sin tener que pasar por el Banco Mundial, acordados en la XIV Conferencia de Cambio Climático de la ONU (COP 14), en Poznan (Polonia).

El fondo Mundial de la Naturaleza señala que es una cantidad ridícula, en comparación con 200.000 millones de euros aprobados en Bruselas, para apoyar a la industria contaminante de la Unión Europea.

Los ministros reunidos en la Cumbre no fueron capaces de llegar a un acuerdo de última hora para incrementar los canales de financiación para los países en desarrollo.

Heikki Willstedt, experto en Cambio Climático de WWF España, que ha participado en la conferencia de Poznan, ha manifestado su desánimo por los resultados de esta cumbre. “Mientras que en Poznan los países más desfavorecidos han puesto sobre la mesa las víctimas y los impactos negativos del cambio climático, para pedir ayuda desesperada a los países industrializados, la Unión Europa se ha regalado 200.000 millones de euros, dejando sólo unas migajas para los países en desarrollo”, ha declarado Willstedt.

La falta de solidaridad por parte de los países ricos puede poner en peligro el éxito de las negociaciones en la próxima reunión sobre cambio climático, que tendrá lugar en Copenhague en 2009. En ella se firmará el documento sobre emisiones que sustituirá al actual Tratado de Kyoto.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de