Navarra ha incrementado la emisión a la atmósfera de gases de efecto invernadero (GEIs) en un 18% en los últimos veinte años. En concreto, ha pasado de emitir el equivalente a 5,29 millones de toneladas a los 6,25 millones de 2009.

En este contexto, el Gobierno Foral ha aprobado la Estrategia frente al Cambio Climático de Navarra 2010-2020, un documento que surge en el contexto de los acuerdos de Kioto y de la Unión Europea que fijan la reducción de gases contaminantes para España y la UE. Y es que, a pesar de que no establecen un criterio de reducción por comunidades autónomas, la Comunidad Foral quiere reducir en un 10% sus emisiones en el citado plazo.

El documento fue sometido a un proceso de participación ciudadana en 2009 y contempla cuatro objetivos: reducción, preparación, transformación y tracción. Además, propone un total de 124 acciones, tales como promover los criterios de eficiencia energética en las subvenciones a la rehabilitación de viviendas y edificios, entre otras.

Al mismo tiempo, el Gobierno Foral ha elaborado un inventario completo de los denominados sumideros de carbono, es decir, de aquellas áreas geográficas en las que la capacidad de la actividad fotosintética de la vegetación, es mayor que la emisión de GEIs, y los ha fomentado con medidas de forestación y gestión forestal y agrícola. El resultado es que se han producido absorciones de GEIs de 3,5 millones de toneladas entre 2008 y 2012, aunque la metodología del Protocolo de Kioto sólo permite contabilizar 615.000 toneladas.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de