Con esta iniciativa, que ha consistido en la incorporación de 5 motos eléctricas a la flota de la Policía Local, el Ayuntamiento pretende dar ejemplo a la sociedad, demostrando que estos vehículos son por fin una alternativa viable a los de combustión.

La protección medioambiental es un problema del Siglo XXI, y son ya varias las iniciativas a favor de la Movilidad Sostenible llevadas a cabo en los últimos meses por diferentes ayuntamientos de toda España como el de Santander, Alcobendas (Madrid), o Arenas de San Pedro (Ávila).

Además ciudades de todo el mundo entre las que destacan Nueva York, Londres o Glasgow, se han unido a esta corriente concienciadas de la importancia de la reducción de emisiones y gases contaminantes a la atmósfera.

Las motos eléctricas, totalmente silenciosas, se presentan como una alternativa real ante los vehículos de combustión, con unas prestaciones totalmente comparables a las motos de gasolina y con una ahorro enérgico del 90% con respecto a éstas. Pueden alcanzar una velocidad máxima de 110 km/h,  funcionan con baterías que se enchufan a la red eléctrica convencional, y permiten una autonomía de hasta 100 km. 

Este tipo de vehículos eléctricos implican, por tanto, no solo un significativo ahorro energético, sino también un importante ahorro económico. Ya que supone un coste inferior a 0,40 euros en energía por cada recarga



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de