La noticia ha sido recogida por el diario “Daily Mail”.

Así, apuntan que las posibilidad de que se registren turbulencias en esta ruta se elevarán del 40% al 170% en 2050, ante la probabilidad de que se duplique el espacio aéreo para esa época.

Por ello, los expertos han alertado de que las turbulencias provocan más daños además de suspender el servicio de comida y bebidas a bordo, sino que provocan accidentes cada año y causan retrasos y daños en los aviones.

De igual forma, han cifrado en 150 millones de dólares (115 millones de euros) anuales el coste para la sociedad, remarcando que el incremento de las turbulencias hará que los pasajeros vuelen más incómodos y existan más riesgos tanto para los viajeros como para los tripulantes de la aeronave.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de