Nueva York, donde a partir del martes tendrá lugar la cumbre del clima convocada por el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, en la que participarán unos 120 jefes de Estado, fue el epicentro de las manifestaciones.

“Esta marcha marca una pauta histórica. Para nosotros significa que los gobernantes entiendan que hay un pueblo afectado, organizado y movilizado a nivel mundial. ¡Tienen que escucharnos!”, dijo a la agencia de noticias AFP Juan Pedro Chang, un peruano de 57 años que marchó en Nueva York junto a centenares de personas.

Se llevaron a cabo más de 2.700 eventos en todo el mundo, entre ellos movilizaciones simultáneas organizadas en Londres, París, Berlín, Río de Janeiro, Melbourne, Estambul y Bogotá.

“Participo en la marcha porque quiero construir un futuro más luminoso para mi familia”, señaló Stanley Sturgill, un minero jubilado de 69 años oriundo de Kentucky (centro de Estados Unidos) que tiene problemas pulmonares tras pasar más de 40 años extrayendo carbón bajo tierra.

Pese a los esfuerzos, hasta ahora ha sido imposible lograr un acuerdo global para evitar que sigan aumentando las concentraciones de gases de efecto invernadero y la temperatura promedio del planeta sobrepase los dos grados centígrados en este siglo.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de