La lucha contra la pobreza y el impacto del cambio climático serán los dos puntos clave de la agenda prevista para la próxima Cumbre UE-América Latina y Caribe que se celebrará el 16 de mayo en Lima, Perú. La adaptación a los efectos del cambio climático y el uso sostenible de la biodiversidad son elementos indispensables para la lucha contra la pobreza , explicó hoy en Bruselas la comisaria de Relaciones Exteriores, Benita Ferrero-Waldner, y por esa razón debe ser una prioridad política en el marco del nuevo impulso que quieren dar a la asociación estratégica entre ambas regiones.

Ferrero-Waldner alertó del riesgo de la inacción ante los efectos nocivos del cambio climático sobre nuestras sociedades y nuestras economías, así como sobre las estrategias de reducción de la pobreza , por lo que advirtió a ambas partes de que es su deber tomar conciencia de las consecuencias de este problema. Así, la Cumbre de Lima ha de servir para alcanzar un compromiso con el que avanzar la cooperación en temas de medio ambiente, centrándose en el cambio climático, la energía y la biodiversidad , explicó en una comparecencia conjunta con el comisario de Comercio, Peter Mandelson. Ferrero-Waldner y Mandelson asistirán a Lima junto con el presidente del Ejecutivo comunitario, Jose Manuel Durao Barroso, y el comisario de Desarrollo y Ayuda Humanitaria, Louis Michel.

El cambio climático es un problema global y sus efectos afectarán primero y con mayor intensidad a los países y poblaciones más pobres y vulnerables, entre ellos América Latina , explicó la comisaria de Relaciones Exteriores, antes de incidir en que sólo si actuamos de manera conjunta y coordinada tendremos posibilidad de éxito .

En este sentido, identificó la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático como el marco que existe para emprender esta lucha y recordó que la Unión Europea y América Latina y Caribe conforman un tercio de los países de la ONU . Por ello, añadió, debemos utilizar el valor de nuestra asociación estratégica para lograr el objetivo común .

Los puntos clave de la Cumbre se centrarán, por tanto, en el medio ambiente y la pobreza y cohesión social. No obstante, Ferrero-Waldner señaló que no podía faltar en la agenda el tema de la emigración por la importancia creciente de este fenómeno en ambas regiones y por el número considerable de personas a las que afecta. El objetivo en este ámbito será discutir y acordar medidas políticas equilibradas para fomentar la emigración legal y que los asistentes aborden con decisión la prevención de la migración clandestina, el tráfico ilícito de inmigrantes y la trata de seres humanos.

Además, la comisaria negó que no se tomen grandes decisiones en este tipo de encuentros y aseguró que a la Cumbre de Lima, quinta entre UE y América Latina y Caribe, asistirán representantes al más alto nivel de más de 60 países, por lo que será una excelente oportunidad para que los líderes puedan hablar directamente sobre asuntos clave y de interés común.

En esta línea, anunció que la Comisión Europea aprovechará la cita para presentar un plan de acción medioambiental de lucha contra el cambio climático en América Latina llamado Euroclima . Esta iniciativa estará enfocada a fortalecer el diálogo sobre medio ambiente a todos los niveles: intercambiar conocimientos, identificar y coordinar acciones ya en marcha para aumentar su eficacia y evaluar el medio ambiente en la región , añadió Ferrero-Waldner.

RETOS COMERCIALES

La Cumbre de Lima será también la ocasión para hacer balance del estado de las negociaciones para los acuerdos de asociación lanzados en 2007 con América Central y la Comunidad Andina, además de analizar en donde estamos en estos momentos con (las negociaciones con) Mercosur , precisó la comisaria, quien expresó su voluntad de que si seguimos avanzando y mantenemos la voluntad política, podríamos concluir los acuerdos antes de finales de 2009 .

Las conversaciones para un Acuerdo de Libre Comercio entre los países de Mercosur –Brasil, Argentina, Paraguay, Uruguay y Venezuela- y la Unión Europea continúan estancadas después de que fueran suspendidas temporalmente hasta que concluyan las negociaciones de la ronda de Doha de la OMC. El comisario de Comercio, Peter Mandelson, quiso insistir hoy en el hecho de que las negociaciones con Mercosur han sido interrumpidas y no rotas y apuntó que el que se decidiera posponer las conversaciones hasta que haya una solución para Doha supone que no se utilizará el encuentro en Lima para relanzar los contactos para un acuerdo con los países de Mercosur.

Sin embargo, Mandelson sí abogó por tratar de aprovechar la Cumbre de Lima para dar un impulso a las negociaciones de la ronda de Doha, sobre las que dijo que hay una auténtica posibilidad de llegar a un acuerdo en 2008 . Dicho acuerdo sería útil para los mercados de la región de América Latina y Caribe. Para que se materialicen en la región los beneficios comerciales, añadió, hay que asentar ya mismo los cimientos para lograr unas negociaciones exitosas . Tiene que ser ahora, tal vez no haya oportunidad más adelante , remachó.

Según datos ofrecidos por el Ejecutivo comunitario, las importaciones de la Unión Europea de América Latina y Caribe representaron en 2006 75.000 millones de euros, mientras que las exportaciones europeas a la región fueron por valor de 71.000 millones de euros. En 2007, la Unión fue el destino del 14 por ciento de las exportaciones de Latinoamérica y del 19 por ciento de Caribe, y se ha convertido en el segundo socio económico de la región. Además, la Unión Europea es el mayor inversor para muchos de los países de América Latina y Caribe.

El comisario de Comercio destacó que la reunión de los líderes europeos y latinoamericanos en Lima es una oportunidad importante en un momento importante , porque ambas regiones representamos más de mil millones de la población mundial y un enorme volumen comercial . Mandelson advirtió de que a pesar de la diversidad en las economías latinoamericanas, estos países deben hacer frente a retos comunes como son la lucha contra la pobreza, la creación de empleo y el desarrollo sostenible y que cuentan con una verdadera dimensión comercial .

En este sentido, Mandelson apostó por reforzar el valor de las relaciones comerciales abiertas y por no ceder ante el proteccionismo , ya que esta postura, lejos de disipar la incertidumbre económica solamente complicará la búsqueda de una salida .

Por ello, el representante europeo de Comercio dijo que la Cumbre deberá servir, asimismo, para dar una respuesta concertada que permita la llegada de ayuda alimentaria a los más desfavorecidos, pero que mantenga también los mercados de bienes agrícolas abiertos para que los agricultores puedan responder a la demanda global y puedan orientar los alimentos hacia donde se necesitan .



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de