El Gobierno andaluz ha suscrito junto con otras comunidades autónomas de la cuenca del Mediterráneo (Baleares, Cataluña y Valencia) la Declaración del Mediterráneo por el Cambio Climático, un documento con el que se persigue que esta zona, una de las más vulnerables a los efectos del calentamiento global, tenga un tratamiento preeminente en el estudio, adaptación y mitigación del cambio climático.  
La iniciativa contempla también la necesidad de llevar a cabo políticas que garanticen la protección de la biodiversidad y el medio ambiente del entorno mediterráneo, incrementen los niveles de salud de sus habitantes y permitan avanzar hacía economías más sociales y bajas de carbono. 
El documento recoge también el compromiso de todas las comunidades autónomas implicadas en colaborar y compartir experiencias novedosas para afrontar este desafío ambiental, social y económico con las máximas garantías. 
En este sentido, los firmantes de la Declaración han propuesto abrir este acuerdo al resto de territorios del Mediterráneo con la voluntad de promover políticas ambientales para frenar el calentamiento global, haciendo hincapié en las zonas menos desarrolladas y con especial atención hacia las personas en situación más desfavorecidas.
El documento, suscrito en Valencia en un acto que contó con la presencia del viceconsejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Luis Hernández Garijo, propone ante la celebración de la próxima Cumbre del Clima en París, que los gobiernos de ámbito internacional trabajen en un acuerdo vinculante y a largo plazo para combatir el cambio climático y construir una auténtica justicia climática en todo el mundo.
Durante su intervención, el viceconsejero andaluz ha destacado el carácter pionero de todas las iniciativas llevadas a cabo por el Gobierno andaluz en los últimos años para frenar la amenaza del calentamiento global. 
Así en 2002 la Junta fue la primera Comunidad autónoma de España en aprobar la Estrategia Andaluza ante el Cambio Climático. 
A ello le siguieron los programas de mitigación (2007), adaptación (2010) y comunicación (2012); y en 2014 el inicio de la tramitación del anteproyecto de Ley de Cambio Climático. De esta manera, Andalucía da cumplimiento a los acuerdos internacionales asumidos, además de contribuir de manera efectiva a paliar los efectos de este grave problema.


Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de