Un estudio publicado por la revista ‘Tropical Medicine and Hygiene’
 liderado por investigadores del Instituto de Salud Carlos III de
Madrid  asocia  el  aumento  de  los  casos  de  cólera  en  Zambia  con  los
factores  climáticos. 
Los  resultados  confirman  que  el aumento de la temperatura ambiental seis
 semanas antes de la estación de lluvias incrementa un 4,9% el número de
personas afectadas por esta enfermedad. 
  
La investigación se ha llevado a cabo en Lusaka (Zambia) entre 2003 y 2006, analiza  las tres epidemias de cólera que se produjeron de manera consecutiva.
Los resultados muestran que las variables climatológicas (lluvia y temperatura
ambiental) tienen relación con el aumento de casos de cólera en el periodo
epidémico. 
 
Los expertos afirman que el cólera tiene un marcado componente estacional
que se asocia con la estación de lluvias. Así, un incremento de la temperatura
seis semanas antes de este periodo se relaciona con un incremento de un
4,9% del número de casos de esta enfermedad en la población. 
 
El estudio afirma que un aumento de 1 ºC en la temperatura seis semanas
antes del comienzo del brote explica el 5,2% del aumento de los casos de
cólera durante una epidemia. Igualmente, si a este aumento se le une tres
semanas después un incremento de 50 milímetros en las precipitaciones, estos
valores se asociarían con un aumento del 2,5% de riesgo. 
 
 
 
Actualmente
 
El cólera es un grave probelma para la salud ya que es causante de muchas
 muertes, pérdidas sociales y económicas… 
 
Hoy el foco de la epidemia de cólera se encuentra en Zimbabwe. La mortalidad
sigue siendo elevada en casi todas las provincias y existe un riesgo real de
que el brote se reactive en algunas zonas. Desde el inicio del brote en agosto
 de 2008 hasta el 17 de marzo de 2009, sólo en este país se han notificado
91.164 casos, 4.037 de ellos mortales.
   
 



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de