Los cambios ambientales se distribuyen de forma heterogénea por todo el planeta

Un estudio internacional con participación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y que emplea imágenes de satélite ha determinado cuáles son las zonas marinas donde afecta más el aumento de temperatura global. El estudio, publicado en la revista Science Advances, muestra que hay zonas muy afectadas, como las situadas cerca de los polos y del ecuador. Este estudio ayuda a priorizar las áreas donde se debe proteger la conservación de la biodiversidad marina global.

Los investigadores de este estudio han identificado seis regiones marinas de excepcional biodiversidad, basándose en distribuciones globales de 1.729 especies de peces, 124 especies de mamíferos marinos y 330 especies de aves. “En general, estos puntos calientes de biodiversidad marina coinciden con áreas muy gravemente afectadas por el calentamiento global”, señala Francisco Ramírez, investigador postdoctoral del CSIC en la Estación Biológica de Doñana, quien ha participado en el estudio.

En particular, estos puntos calientes de biodiversidad marina han sufrido incrementos de temperatura locales y regionales, descenso de la velocidad de las corrientes marinas y reducción de la productividad primaria. “Por ejemplo, el Mar del Norte, entre América y Europa, y todas aquellas áreas marinas conectadas por la Corriente del Labrador están afectados por uno de los mayores incrementos mundiales en la temperatura de los océanos, precisa Ramírez.

“Además, al superponer estos puntos calientes con datos de la industria pesquera, aunque menos precisos que nuestras estimaciones de impactos climáticos, sugieren una preocupante coincidencia en la que las zonas de biodiversidad marina más ricas del mundo son también las áreas más afectadas por el cambio climático y la industria pesquera”, añade Ramírez. 



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de