Ley de carbono como medida para superar el cambio climático en 2050

Un equipo internacional de seis investigadores ha propuesto una ley del carbono que permite reducir a la mitad las emisiones de gases de efecto invernadero cada década hasta que la economía mundial contribuya a alcanzar la neutralidad climática en 2050, es decir, que la diferencia sea cero entre las emisiones causadas por el ser humano y las que el planeta puede absorber por sumideros de dióxido de carbono (CO2), como bosques y océanos.

Los científicos, pertenecientes a instituciones de Alemania, Australia, Austria, Suecia y Suiza, y que han publicado su trabajo en la revista Science, señalan que la ley de carbono se basa en la ley de Moore, empleada en la informática, y puede aplicarse a ciudades, naciones y sectores industriales.

Los autores sostienen que las emisiones generadas por combustibles fósiles deberían alcanzar su máximo antes de 2020 y caer a alrededor de cero en 2050 para cumplir con la meta climática del Acuerdo de París de limitar el aumento de la temperatura global a «muy por debajo de 2 ºC» en comparación con la era preindustrial.

Con esa ley, el mundo tendría un 75% de probabilidades de mantener la Tierra a menos de 2 ºC por encima de las temperaturas preindustriales. Así, en 2020 deberían emitirse 40 gigatoneladas de CO2 equivalente, que se reducirían a 20 en 2030, a 10 en 2040 y a 5 en 2050, lo que suponen descensos anuales iniciales de cuatro a dos gigatoneladas para terminar de media a una gigatonelada a mediados de este siglo.

Para ello, en la década de 2020 se eliminarían los subsidios a los combustibles fósiles, se pondría un precio para el carbón a partir de 50 dólares por tonelada (que aumentaría a 400 dólares por tonelada en 2050), se aplicarían medidas de eficiencia energética a gran escala y se aplicarían ensaños a gran escala de captura de carbono de entre 100 y 500 megatoneladas de CO2 al año.

En la de 2030, el carbón saldría del mix energético y la construcción se volvería totalmente neutra en carbono, con lo que varias ciudades alcanzarían el estatus de carbono neutral. La captura de carbono aumentaría de una a dos gigatoneladas de CO2 anuales. En 2040 y años sucesivos, el petróleo estaría fuera del mix energético, Europa comenzaría la década con cero emisiones y otros continentes terminarían la década cerca de este objetivo. Y en 2050 la economía mundial sería neutra en carbono.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de