Así lo ha anunciado la directora de la Oficina de Cambio Climático, Susana Magro, en el Congreso Nacional de Medio Ambiente-CONAMA, en el que ha participado en la inauguración de una sala dinámica sobre Huella de Carbono, con dos mesas de trabajo para analizar el papel de la administración en el cálculo de la huella ambiental y casos prácticos sobre el cálculo de la huella de carbono a nivel empresarial.

Este proyecto, pionero en España, se iniciará en 2013 con el objetivo de beneficiar a las empresas que quieren reducir emisiones. Para ello se facilitará a las PYMES una metodología de cálculo de su huella de carbono y herramientas necesarias para que la reducción de sus emisiones sea compensada en España.

Susana Magro ha destacada que "la importancia de que las empresas calculen su huella de carbono es el primer paso para que reduzcan sus emisiones, dado que al ser conscientes de las mismas pueden poner medios para reducirlas".

Magro ha afirmado que "tenemos mucha ilusión porque va a incrementar y facilitar a las empresas un método para calcular su huella de carbono; porque así podrán reducir sus emisiones y porque, también, se les facilitará herramientas para que estas reducciones las compensen aquí en España, con lo que se fomentarán la creación de sumideros de carbono nacionales".

Este proyecto se desarrollará en tres fases. La primera será la puesta en marcha del Registro Nacional para todas las empresas que calculen su huella de carbono; segunda, se creará un registro de proyectos que reduzcan emisiones a través de sumideros de carbono y tercero, a través de un mecanismo de enlace entre las anteriores fases, lograr que la compensación por la reducción de emisiones se realice en España, compensando la huella de carbono a través de sumideros forestales españoles.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de