La subida del nivel mar amenaza la existencia de Miami

Con una población que en 2015 crecía a un ritmo del 8% (casi el doble de la media nacional), Florida es el estado de Estados Unidos con más residentes expuestos a los peligros del cambio climático, según varios estudios. El derretimiento de glaciares en Groenlandia y la Antártida ha provocado que el nivel de los océanos aumente en 3 milímetros cada año desde los 90. En cambio, en Virginia Key, al sur de Miami Beach, las mediciones registradas alcanzaron los 9 milímetros anuales.

El mar, que no hace distinciones entre ricos y pobres, consigue colarse en cocheras llenas de BMW y Mercedes como la del edificio donde vive el padre de Ruggeri. Y de continuar así, dentro de 60 años alcanzará las lujosas paredes del resort del presidente de EE.UU., Donald Trump, en West Palm Beach, llamado Mar-a-Lago. Aunque él no crea en el calentamiento global.

A lo largo de esa línea costera, entre West Palm Beach y Miami Beach hay otros seis edificios residenciales ubicados en Sunny Isles que llevan el nombre del mandatario, uno de los cuales aún le genera ingresos, así como otro complejo residencial en la pequeña ciudad de Hollywood.

"No importa si eres un demócrata o un republicano cuando un vecino te llama para decirte que su jardín está inundado. Al agua no le importa la política. El agua va adonde va", dijo a la BBC Nancy Gassman, responsable de sostenibilidad de la ciudad de Fort Lauderdale, ubicada al norte en la misma franja costera que Miami Beach.

"A quien tiene un problema con una inundación que impacta su calidad de vida y el valor de sus propiedades no le importa de qué tendencia es el político. Lo que le interesa es que la ciudad esté pensando en ello y en que están planificando para hacer algo al respecto", agregó. La mayoría de zonas pobladas en Miami Beach se encuentran a solo entre 60 y 120 centímetros por encima del nivel del mar.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de