La sequía en África oriental ha disparado los precios de los alimentos básicos

Las lluvias insuficientes en la mayoría de las zonas de la subregión han puesto a prueba al ganado y a sus propietarios. Las malas condiciones físicas de los animales, debido a la escasez de pastos y agua, y su sacrificio forzado, hace que coticen a precios más bajos, dejando a los pastores con menos ingresos para comprar alimentos básicos.

"El fuerte aumento de precios está restringiendo severamente el acceso a los alimentos para un gran número de hogares, con consecuencias alarmantes en términos de inseguridad alimentaria", advirtió Mario Zappacosta, economista de la FAO y coordinador del Sistema Mundial de Información y Alerta (SMIA).

La tendencia alcista en África oriental, donde los precios de los cereales -considerados alimentos básicos- se han duplicado en algunos mercados urbanos, contrasta con la estabilidad del Índice de Precios de los Alimentos de la FAO, que mide la variación mensual de los precios de una canasta de productos alimentarios básicos objeto del comercio internacional. Esta diferencia se debe a la sequía que está golpeando la subregión, donde las existencias de alimentos se encontraban ya agotadas por el intenso fenómeno climático de El Niño, que recién terminó el año pasado.

Las lluvias escasas y erráticas de los últimos meses, cruciales para las temporadas agrícolas locales, están haciendo mella en la producción agrícola, con las cosechas de maíz y sorgo de Somalia estimadas en un 75 por ciento por debajo de su nivel habitual. Alrededor de 6,2 millones de somalís -más de la mitad de la población total del país-, se enfrentan ahora a una inseguridad alimentaria aguda, con la mayoría de las personas más afectadas viviendo en zonas rurales.

Precios en alza

El Boletín del FPMA registra las tendencias de los precios de los alimentos a nivel detallado y local, con especial atención a los casos en que los precios de los alimentos básicos aumentan bruscamente o son anormalmente altos. En Mogadiscio, los precios del maíz subieron un 23 por ciento en enero, y este aumento fue aún más pronunciado en la principal región productora de maíz del Bajo Shabelle.

En conjunto, en los mercados de las principales ciudades del centro y sur de Somalia los precios de los cereales secundarios se duplicaron en enero con respecto al año anterior. Al preverse que se agoten las existencias de los hogares antes de lo habitual en la temporada de carestía que viene y con previsiones meteorológicas preliminares que generan inquietud ante el rendimiento de la próxima temporada de lluvias, es probable que los precios aumenten en los próximos meses.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de