La extensión del hielo marino en el Ártico y Antártico durante el pasado enero fue la más baja

La Organización Meteorológica Mundial de la ONU ha informado de que la extensión del hielo marino en el Ártico y Antártico durante el pasado enero fue la más baja registrada hasta ahora durante ese mes, mientras que las concentraciones de dióxido de carbono en la atmósfera alcanzaron un nivel récord.

"El hielo perdido en ambos polos ha sido extraordinario", ha advertido David Carlson, Director del Programa Mundial de Investigaciones Climáticas, en una reunión informativa de la ONU en Ginebra.

Temperaturas en alza

El mes pasado fue el tercer enero más caluroso en la Tierra desde que comenzó el registro histórico de temperaturas en 1880, según el último análisis mensual realizado por científicos del Instituto Goddard para Estudios Espaciales (GISS, por sus siglas en inglés) de la NASA, hecho público este miércoles.

Los datos de la NASA indican que la temperatura de enero de este año superó en 0,92 grados el promedio de ese mes en el periodo de referencia entre 1951 y 1980, y estuvo por debajo de los eneros de 2016 (+1,13 grados) y de 2007 (+0,96).

Enero del 2016 fue el único en 137 años del registro histórico en que la temperatura media de la superficie de la Tierra rebasó en un grado los valores habituales de ese mes. Entonces, el planeta se encontraba en sus momentos más cálidos jamás registrados, puesto que entre octubre del 2015 y abril del año pasado se encadenaron siete meses con temperaturas superiores a un grado por encima de lo normal.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de