WWF ha presentado el proyecto Testigos del Clima, una iniciativa de esta organización a nivel internacional que quiere dar a conocer las personas que ya se están viendo afectadas por el cambio climático en todo el mundo. En España, 27 testigos relatan su experiencia en primera persona para acercar el problema a la sociedad y al Gobierno.

Testigos del Clima se ha inaugurado en Madrid con una exposición fotográfica de Francisco Márquez, que reúne imágenes de ciudadanos que ven cómo el cambio climático está influyendo de forma negativa en sus profesiones. Esta muestra se complementa con una página web (www.wwf.es/testigosdelclima) que recoge toda la información relacionada con los rostros humanos de esta amenaza. El tercer elemento de este proyecto es una exposición itinerante que irá recorriendo la geografía española para llegar a todos los ciudadanos, a través de la red de grupos de WWF.

Historias en primera persona

Testigos del Clima, que cuenta con el apoyo de Fundación Biodiversidad, es una iniciativa viva que irá creciendo con nuevos testimonios. Hasta la fecha, WWF España ha recopilado 27 historias dentro del territorio nacional, abarcando 11 de las 17 comunidades autónomas, pertenecientes a una amplia variedad de profesiones. En concreto, revela cómo sectores tan diversos como el agrícola, pesquero y turístico se están viendo perjudicados por el cambio climático. Por ejemplo, si la temperatura del mar sube dos grados, pueden desaparecer algunas especies de algas en Galicia, como el Kombu de azúcar o el wakame. Además, tierra adentro, las alteraciones en las estaciones del año están poniendo en peligro las cosechas.

La inauguración se engloba dentro de la iniciativa mundial de WWF Climate Witness, donde 143 testigos cuentan de qué forma el cambio climático está modificando sus formas de vida. Inundaciones, sequías, alteraciones en los patrones de los vientos, subida del nivel de los mares y retroceso de los océanos son algunos ejemplos plasmados en sus testimonios.

Lohachara, inundada

En Tanzania el mar ha avanzado unos 200 metros en los últimos 50 años y la costa está cada vez más cerca de algunos pueblos como Kunduchi, lo que es muy peligroso para los habitantes del lugar. En Madagascar los pescadores y granjeros observan con tristeza cómo se reducen las lluvias y cambian las estaciones. En la otra punta del mundo, otro testigo relata que la mitad de su casa de Lohachara fue arrasada por el río y después se fue sumergiendo el resto de la isla india.

Según Juan Carlos del Olmo, Secretario General de WWF España: “Ya no se puede obviar la realidad del cambio climático y las consecuencias negativas que puede tener sobre la economía. España es uno de los países que sufrirá de forma más intensa los efectos negativos del calentamiento global. Por ello, cuanto antes se desarrolle una respuesta adecuada, tanto en reducción de emisiones como en adaptación, menor será su impacto sobre nuestro medio natural y nuestros sectores económicos”.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de