El investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y Premio Nacional de Investigación 2008, Carlos Duarte Quesada, que participó ayer en el curso "Más allá del cambio climático: gestionar el cambio global" que ofrece la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) en Huelva, afirmó hoy que la sociedad está "simplificando en exceso" la naturaleza del problema de la degradación del planeta, y que por ello es necesario que ésta "aprenda a confiar en la ciencia".

El científico del CSIC señaló que es necesario que se equilibre "el discurso entre cambio climático y cambio global", ya que todas las actuaciones del ser humano sobre la tierra, como la ocupación del territorio o el uso del agua, afectan a los procesos "biogeofísicos" que regulan el funcionamiento del "sistema tierra".

El investigador se refirió a divulgadores científicos como Manuel Toharia que se muestran escépticos sobre el cambio climático, y afirmó en este sentido que "está demostrado científicamente que se puede predecir la evolución del clima a corto plazo" y que, aunque Toharia es un buen divulgador, no tiene una formación científica que avale sus opiniones respecto al tema.

Asimismo, advirtió que "están apareciendo documentos fraudulentos" en Internet por parte de grupos interesados económicamente en generar confusión, y que "cuando se analizan sólo las opiniones científicas" desde los estrictos parámetros de la ciencia, se encuentra que "no hay opiniones escépticas" sobre el cambio climático, y que "la división de opiniones es una creación de los medios de comunicación" y de "grupos de presión interesados" que confunden a la sociedad sobre este problema.

Carlos Duarte criticó, además, que en los medios "el bombardeo de titulares de tipo catastrofista no se acompaña de noticias que hablen de actuaciones útiles para solucionar el problema", lo que genera aún más confusión entre la población.

En cuanto a las expectativas para el futuro, el científico afirmó que "el cambio climático es algo que está ocurriendo ya", y explicó que no se detendrá inmediatamente ya que contiene "una inercia" que lo mantendrá latente durante años aunque se apliquen medidas inmediatas. Por ello, aseguró que se debe "apretar el freno cuanto antes" para "no pasarse de frenada" en la lucha contra la degradación del planeta.

Duarte Quesada resaltó que "estamos imbuidos en un proceso de cambio global en el que la actividad humana está afectando seriamente a los procesos fundamentales que regulan el funcionamiento del sistema tierra", por culpa de la conjunción del "aumento de la población humana" y en consecuencia por "el aumento en el uso de recursos per cápita, como la energía, el agua, el territorio y el uso de sustancias sintéticas".

En relación a esto último reiteró que "todos los cambios que se inducen son de ámbito global" ya que la transformación en el territorio afecta al clima, y matizó que "los términos de cambio global y de cambio climático no se refieren a que el clima está cambiando, ya que siempre lo ha hecho, sino a que cambian los procesos que regulan el clima y el funcionamiento de la biosfera".



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de