Las contribuciones al Fondo Verde para el Clima, establecido por Naciones Unidas para asistir a los países en desarrollo a afrontar el cambio climático han alcanzado los 10.000 millones de dólares, se informó hoy en Perú.

En un comunicado, el Secretario General de la ONU expresó su convicción de que esta financiación inicial ayudará a fortalecer la confianza entre los Estados parte de la Convención Marco que han trabajado durante los últimos dos años en la elaboración de un nuevo acuerdo global.

Añadió que el logro es una firme demostración de la voluntad política y de la disposición de los países de entablar un diálogo que conduzca a un acuerdo significativo y universal el próximo año en Paris.

Ban destacó también que al Fondo no sólo han aportado países desarrollados sino también en vías de desarrollo, como es el caso de Perú y Colombia, que anunciaron una contribución de 6 millones de dólares cada uno.

Se espera que para el año 2020, la financiación del Fondo Verde alcance los 100.000 millones de dólares.

El Fondo Verde Para el Clima

El Fondo Verde para el Clima (FVC) fue establecido bajo los auspicios de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC)1 para canalizar el financiamiento hacia actividades relacionadas con el cambio climático en los países en desarrollo. El FVC se ubica en el distrito Songdo, Ciudad de Incheon, República de Corea, y sus oficinas iniciaron actividades el 4 diciembre de 2013. Su objetivo es promover un cambio de paradigma hacia opciones de desarrollo bajo en emisiones y resiliente al clima [en los países en desarrollo]. Su mandato actual es cubrir los costos adicionales de las intervenciones relacionadas con el cambio climático mediante subvenciones y financiamiento preferencial. El FVC es percibido como la principal entidad operativa del mecanismo financiero de la Convención de conformidad con el Artículo 11, que demandó un mecanismo para proporcionar "recursos financieros con carácter de subvenciones o preferenciales, incluyendo transferencia de tecnología" (UNFCCC, 1992). Por tanto, el FVC rinde cuentas a y opera bajo la directriz de la Conferencia de las Partes (COP).

El FVC es uno de varios fondos dentro de la arquitectura del financiamiento climático que está fuertemente influido por la decisión 7/CP.7 de los Acuerdos de Marrakech tomados en la COP-7 en 2001 (UNFCCC, 2002). Esta decisión declaró que la entrega de fondos para el clima en el marco de la Convención sería a través del reaprovisionamiento del FMAM, de fuentes bilaterales y multilaterales, y de tres fondos establecidos especialmente para este fin: el Fondo para los Países Menos Adelantados (FPMA), el Fondo Especial para el Cambio Climático (FECC) y el Fondo de Adaptación del Protocolo de Kioto. En la COP16, Cancún, en la decisión 1/CP.16, se agregó el Fondo Verde para el Clima a esta arquitectura y se designó como una entidad operativa del mecanismo financiero de la Convención en virtud del Artículo 11



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de