La propuesta de Decisión establece normas de contabilidad de las emisiones y la absorción de gases de efecto invernadero de los sectores agrícola y forestal, los últimos grandes sectores sin normas comunes en la UE. 
Los bosques y terrenos agrícolas cubren más de las tres cuartas partes del territorio de la UE y almacenan de forma natural grandes cantidades de carbono, impidiendo su emisión a la atmósfera, lo que los hace importantes a efectos de la política sobre el clima. El aumento del carbono «capturado» en solo un 0,1 % (gracias a una mejor gestión de los bosques y las praderas, por ejemplo) retiraría el equivalente de las emisiones anuales de 100 millones de coches a la atmósfera.

Sin embargo, los esfuerzos de los agricultores y los propietarios de bosques y sus buenas prácticas dirigidas a mantener almacenado el carbono en los bosques y los suelos, no han sido reconocidos o solo lo han sido en parte hasta ahora. Esto se debe a las dificultades que entraña la recopilación de información sólida sobre el carbono de los bosques y el suelo y a la falta de normas comunes sobre la manera de contabilizar las emisiones y la absorción.

Ahora, a raíz de la decisión de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático relativa a la revisión de las normas de contabilidad aplicables a los suelos y los bosques adoptada en diciembre de 2011, la UE está decidida a colmar la laguna en materia de contabilidad común en su política sobre el clima. Esto brindará nuevas oportunidades, por ejemplo, de recompensar a los agricultores por su contribución a la lucha contra el cambio climático en el marco de la Política Agrícola Común.

La Comisaria de Acción por el Clima, Connie Hedegaard, ha declarado: “Lo que proponemos hoy son normas armonizadas sobre la contabilización de las emisiones de los bosques y la agricultura. Se trata del primer paso hacia la incorporación de estos sectores a los esfuerzos de reducción de la UE. En Durban, todos los países convinieron en unas normas contables revisadas para estos sectores. Ahora la UE cumple su compromiso mediante esta propuesta. Esta también contribuirá a proteger la biodiversidad y los recursos hídricos, a apoyar el desarrollo rural y a tener una agricultura más respetuosa con el clima”.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de