En 2012, los Estados miembros con los mayores niveles de emisiones de CO2 en términos absolutos fueron Alemania (728 millones de toneladas), seguida de Reino Unido (472 millones), Italia (366 millones), Francia (332 millones), Polonia (297 millones) y España (258 millones). Estos seis Estados miembros representan conjuntamente más del 70% de las emisiones de la UE.

Respecto a 2011, las emisiones de CO2 disminuyeron en casi todos los Estados miembros, excepto Malta (+6,3%), Reino Unido (+3,9%), Lituania (+1,7%) y Alemania (+0,9%).

Las mayores caídas se registraron en Bélgica y Finlandia (ambos -11,8%), Suecia (-10,1%), Dinamarca (-9,4%), Chipre (-8,5%), Bulgaria (-6,9%), Eslovaquia (-6,5%), República Checa (-5,2%), Italia y Polonia (-5,1%).

Las emisiones del CO2 contribuyen al calentamiento global y representan alrededor del 80% del conjunto de las emisiones de gases de efecto invernadero en la UE. Su volumen depende de factores como las condiciones climatológicas, el crecimiento económico, la población, los transportes y las actividades industriales.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de