Magro ha hecho estas afirmaciones durante la jornada “Financiación climática y oportunidades en el exterior”, organizada de manera conjunta entre los Ministerios de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y de Economía y Competitividad, con el apoyo del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación.

Los objetivos vinculantes de lucha contra el cambio climático de España para el año 2020, en el marco de la UE, están recogidos en el segundo periodo de compromiso del Protocolo de Kioto en la Cumbre del Clima de Doha (Catar), celebrada en diciembre de 2012.

En su intervención, Susana Magro se ha referido a los diferentes aspectos que están ligados a la financiación climática y ha subrayado el potencial que ofrece el sector del cambio climático para las empresas españolas.

“La financiación climática es fundamental para cumplir los compromisos de España, con la promoción de políticas y acciones para la reducción de los gases de efecto invernadero que están permitiendo a los países en desarrollo cambiar sus sistemas económicos hacia nuevos modelos bajos en carbono”.

Magro también ha asegurado que todo ello supone también “una oportunidad para las empresas españolas, al ser el área del cambio climático un nuevo sector crecientemente importante a nivel internacional”, sobre todo, en un momento en el que “es especialmente necesario encontrar nuevas áreas de negocio para nuestras empresas”.

Susana Magro ha subrayado la importancia de que la Administración central trabaje para aprovechar “el enorme potencial de movilizar esta financiación para cambio climático, a través de la búsqueda de nuevas fórmulas para financiar modelos de desarrollo bajos en carbono”.

Además, ha precisado que, por su carácter transversal, la financiación climática puede ser además “detonante y complemento de iniciativas sectoriales vinculadas de manera especial con el comercio exterior, la internacionalización de las empresas españolas o la cooperación al desarrollo”.

Para conseguir todos estos objetivos, es fundamental “una buena coordinación y establecer una cooperación reforzada entre los departamentos ministeriales”, en el marco del “papel protagonista que tienen en la transformación hacia una economía baja en carbono”, ha concluido Susana Magro.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de