La Secretaria de Estado de Cambio Climático, Teresa Ribera, ha subrayado durante su intervención en la Asamblea General de la Conferencia Mundial sobre el Clima, celebrada en Ginebra (Suiza), la necesidad de “fortalecer la cooperación  internacional” entre los servicios climáticos. Por otra parte, ha señalado que se deberán construir “decisiones sólidas” y dar respuesta a los riesgos asociados a la variabilidad y cambios climáticos.
 
Ribera ha recalcado que la toma de decisiones debe estar basada en el “mejor conocimiento científico disponible del sistema climático”. Además, ha manifestado el “decidido apoyo a los servicios meteorológicos nacionales” y el trabajo desarrollado por la Organización Meteorológica Mundial (OMM), ya que constituyen un “elemento esencial” dentro de la estrategia de adaptación de cada país.
 
Compromiso y trabajo en red

La secretaria ha querido recordar que para España es “una prioridad” el compromiso solidario propiciando el “trabajo en red”, lo que ha cristalizado en los últimos años en una activa cooperación con Iberoamérica. Asimismo, se  ha impulsado la cooperación con los servicios meteorológicos de los países del oeste de África.

“Reto sin precedentes”

Finalmente, ha señalado que 2009 representa un “reto sin precedentes” en el ámbito del cambio climático, ya que en la Conferencia de Copenhague, en diciembre, la comunidad internacional “deberá sentar las bases de la cooperación multilateral” en esta materia, respetando una triple  premisa: que el resultado sea eficaz, equitativo y flexible en la integración de esfuerzos.

Apoyo del Gobierno de España

El Gobierno de España ha apoyado la declaración final de la III Conferencia Mundial del Clima, aprobada esta mañana en Asamblea General, para establecer un marco global de trabajo de servicios climáticos.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de