Los activistas participantes en la protesta consideran que “sin reducciones urgentes, obligatorias, domésticas y de hasta un 40% en 2020 para los países industrializados, no hay salida a la crisis climática”. De esta forma denuncian que los “países del norte” no asumen una reducción drástica de las emisiones de CO2.

Protesta

Durante el cierre de los accesos, los participantes colgaron pancartas en contra del “mercadeo de emisiones”. Además gritaron una serie de consignas anunciando "market is the problem, not the solution" (el mercado es el problema, no la solución), en referencia al mercado de derechos de emisiones.

Resultados

Finalmente, tras la tensión inicial con el servicio de seguridad, los activistas han podido hablar con algunos delegados, entre ellos alguno de los representantes españoles. En estas conversaciones, los grupos de protesta les trasmitieron su “frustración por el doble discurso de las administraciones”, ya que a la vez que se declaran preocupadas por el cambio climático siguen con un crecimiento indefinido del consumo energético.

Comunicado de la acción

El inicio del discurso fue encaminado al motivo de la reunión de Barcelona y la gran importancia del “acuerdo histórico” al que se pretende llegar.

Puesto que el actual protocolo de Kioto no ha conseguido reducir las emisiones durante su vigencia, los ecologistas consideran que es urgente llegar a un pacto de reducción ambiciosa de las emisiones.

Además, la presencia de ciudadanos anónimos de procedencia local, estatal e internacional, hace valor de la importancia a todos los niveles de la población. Por ello, consideran que los delegados no deberían salir de la conferencia hasta consensuar un buen acuerdo. Y que este acuerdo no se base en “ficciones tecnológicas y mercadeo de emisiones”, afirmaron los representantes de la protesta.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de