La nieve ha vuelto a hacer acto de presencia, por segundo año consecutivo, en algunas zonas del desierto del Sahara. Las imágenes captadas durante el pasado fin de semana cerca de la ciudad de Aïn Séfra, en la provincia de Naâma (Argelia) muestran un atractivo paisaje en los colores rojizos y marrones de la arena quedan escondidos por el blanco de la nieve, que en algunas zonas elevada ha llegado a superar los 15 centímetros de grosor.

Aïn Séfra, una ciudad con cerca de 35.000 habitantes, se encuentra a unos 1.080 metros de altitud pero incluso en los meses de invierno en pocas ocasiones tiene temperaturas por debajo de los 10 grados centígrados.

La nevada de la primera semana de este año es la tercera que se registra en esta zona del norte del Sahara en el último medio siglo; las dos anteriores correspondieron a diciembre de 2016 y febrero de 1979.

Según la edición electrónica de el diario argelino Echorouk, el temporal de nieve ha afectado las zonas del este y centro del país en cotas por encima de los 1.000 metros. La nevada se intensificó la tarde del domingo afectando las demarcaciones de Tiaret, Tissemselt, Ain Dafla, Medea y Djelfa. La alerta por nieve se mantendrá hasta hoy y se esperan grosores de 10 y 15 centímetros en las zonas urbanas más afectadas.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de