Como parte de una iniciativa mundial para construir una base sólida de negociación, avanzar hacia la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) y el fortalecimiento de estrategias de adaptación, se celebró dicha cumbre que reunió a jefes de Estado y de gobierno, representantes del sector empresarial, científicos y miembros de la sociedad civil.

En su discurso, explicó que aún cuando las emisiones del Ecuador representan el 0.01% mundial, como parte del Cambio de Matriz Energética que impulsa el Gobierno Nacional se fomentan acciones de mitigación del cambio climático como el Programa de Cocción Eficiente que busca reemplazar en la gran mayoría de los hogares ecuatorianos a las cocinas que requieren de gas licuado de petróleo por cocinas de inducción. “Estas cocinas funcionarán con la electricidad generada por nuestras nuevas centrales hidroeléctricas, de igual manera se promueve el uso de gas asociado en la separación. Con este reemplazo, para muchos hogares ecuatorianos la fuente de energía más importante dejará de ser de origen fósil y pasará a ser renovable”.  Agregó que estas medidas representarán para el país una reducción de emisiones en el sector energético equivalentes al 39%. “Son acciones concretas para la mitigación del cambio climático”, recalcó.

Asimismo, la titular de esta Cartera de Estado, destacó que las acciones de Ecuador son “concretas”, una vez que han pasado de la fase de planificación a la implementación e insistió: “Nos sorprende ver que aquellos países con las capacidades de actuar, cuyos niveles de emisión históricos y presentes son las principales causantes de este problema, no han diseñado políticas apropiadas lo suficientemente ambiciosas para abordar al problema climática. Estas señales no demuestran  un liderazgo efectivo de los esfuerzos globales, que responden a las contribuciones y compromisos de financiamiento bajo la Convención y afectan a los países en desarrollo que sufrirán las consecuencias del cambio climático como es el caso del  Ecuador”.

Al final de su intervención, la Maxima Autoridad Ambiental Ecuatoriana reiteró el compromiso del Ecuador en la lucha contra el cambio climático, consecuente con la responsabilidad colectiva de asegurar el bienestar no solo de las generaciones futuras sino también de las presentes. “La diferencia entre 1992, cuando firmamos la Convención, y hoy, es la eminente evidencia de que el cambio climático está aquí y es nuestro deber como líderes gubernamentales y como ciudadanos del mundo proteger nuestro planeta, proteger nuestro hogar.”

El dato

El Gobierno Nacional actualmente construye ocho plantas hidroeléctricas que entrarán a operar hasta el 2017. Serán instalados en total 2827 megavatios, lo que representa una inversión de más de 8 mil 460 millones de dólares – recursos propios del Ecuador destinados al desarrollo sostenible y a la mitigación del cambio climático.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de