Aunque las emisiones de gases de efecto invernadero que genera Ecuador representan el 0.01% mundial, se fomentan acciones para enfrentar el cambio climático con programas de cambio de matriz energética. Como el de Cocción Eficiente y el uso de gas asociado en la separación, para dejar de usar energía de origen fósil, dijo la ministra del Ambiente Lorena Tapia, en el marco de la ‘Plenaria de Anuncios Nacionales: Acción y Ambición frente al Cambio Climático’ de la Cumbre del Clima de Naciones Unidas, en Nueva York.

Esto significará una reducción de emisiones en el sector energético del 39% y son acciones que ayudarán a combatir el fenómeno, aseguró. Esto se logrará con el reemplazo del uso de gas licuado de petróleo por electricidad que generarán las nuevas centrales hidroeléctricas, ocho de las cuales están en construcción y que estarán operativas hasta el 2017.

Tapia destacó que “se ha pasado de la fase de planificación a la implementación y dijo que: “nos sorprende ver que aquellos países con las capacidades de actuar, cuyos niveles de emisión históricos y presentes son las principales causantes de este problema, no han diseñado políticas lo suficientemente ambiciosas para abordar al problema climático”.

Otras alternativas

Las cocinas de inducción podría ser un ejemplo de reducción de la dependencia al gas que genera gases de efecto invernadero, señala Tarsicio Granizo de la Iniciativa Amazónica de WWF.

El experto destaca que también hay otras alternativas para reducir el daño, “pero gradualmente, la dependencia de combustibles fósiles como el uso de energías limpias: eólica, solar, térmica (que aprovecha el calor de la corteza terrestre… hay un proyecto para la zona de Chachimbiro)”.

Adiciona que otra opción es detener la deforestación de los bosques, especialmente de los tropicales, porque son reservorios de carbono y promover plantaciones forestales en áreas degradadas.

Promover un ordenamiento territorial, con el buen uso del suelo para saber dónde y qué cultivar, la reducción del consumo, que las empresas inviertan para evitar gases de efecto invernadero, mejorar el transporte público y el uso de otros medios como la bicicleta, son políticas que se deberían adoptar, concluyó. (CM / MAE)

Faltan decisiones en firme

“Todos los miembros de la sociedad se presentaron y entregaron sus resultados aquí en la Cumbre, con excepción de los líderes mundiales que aún tienen mucho por hacer”, dijo Samantha Smith, jefe de la delegación de WWF en la Cumbre del Clima.

Aunque se lograron compromisos corporativos y se mostró el liderazgo inspirador de los grupos religiosos y de las ciudades, “todavía estamos esperando que los gobiernos eleven su nivel de ambición y logren el cambio mundial para resolver la crisis climática….”, manifestó.

Lo que destacó Smith es que los líderes de América Latina llegaron preparados y dieron su visión de un modelo de desarrollo bajo en carbono. Sus compromisos se enfocaron en acciones cruciales a tomarse ahora.

En la ONU se logró un cambio de actitud

“En estos días ha pasado algo sin precedentes en la historia de nuestros esfuerzos para combatir el calentamiento global (…) hemos pasado del debemos al podemos combatirlo”, dijo el miércoles la responsable de la lucha contra el Cambio Climático en la ONU, la diplomática costarricense Christiana Figueres.

Desde Naciones Unidas celebran como una “gran noticia” que la Cumbre, en la que participaron más de 120 jefes de Estado y de Gobierno, se haya traducido en compromisos que movilizarán más de 200.000 millones de dólares antes de final de 2015.

“Y esto es solo el comienzo”, dijo el subsecretario general de la ONU para Planeamiento y Coordinación de Políticas, Robert Orr, quien celebró también haber pasado del “por qué” luchar contra el calentamiento global al “por qué no”.

Los responsables de la lucha contra el cambio climático en la ONU esperan que el “impulso” logrado en Nueva York continúe en Lima y permita cerrar la conferencia de París de 2015 con un nuevo “acuerdo global ambicioso”.

 Cifras

Para cambiar

° Las emisiones mundiales subieron un 2.3% en 2013.

° Mientras que las de Estados Unidos subieron un 2.9%.

° Las emisiones del Ecuador representan el 0.01% del promedio mundial.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de