¿Cómo afrontar el problema de los desplazados climáticos?

La ONG internacional Oxfam ha publicado el informe Desarraigados por el cambio climático, en el que estima que 23,5 millones de personas fueron obligadas a huir de los lugares que habitan en 2016, a consecuencia de las catástrofes climáticas. “La pérdida de hogares, de los medios de vida y de las tierras a causa de estos desplazamientos obligados, pone de manifiesto el alto coste humano y la profunda injusticia que supone el cambio climático”, señala el informe. Las personas menos responsables del cambio climático son quienes más sufren sus consecuencias y quienes disponen de menos recursos para hacerles frente.

El cambio climático está intensificando el riesgo de que se produzcan catástrofes provocadas por fenómenos meteorológicos extremos, ya que incrementa el poder destructivo de las tormentas y las inundaciones. Al mismo tiempo, el aumento del nivel del mar, la inestabilidad de los regímenes de lluvias, la sequía y otras transformaciones están erosionando las tierras, los recursos naturales y la seguridad de la población. Los huracanes, las inundaciones, las sequías y los incendios registrados en el 2017 ilustran la sucesión alarmante de catástrofes naturales.

En todo el planeta

En agosto del 2017, más de 43 millones de personas se vieron afectadas por las inundaciones monzónicas extremas en Bangladesh, Nepal e India, que causaron más de 1.200 víctimas mortales y millones de desplazamientos.

En el 2017, el Caribe y el sureste de EE.UU. han vivido una temporada de huracanes devastadora. Poco después del huracán Harvey, el huracán Irma provocó daños catastróficos en varias islas del Caribe como Barbuda, la isla de San Martín y Anguila antes de tocar tierra en Florida. Dos semanas más tarde, el huracán María (otro huracán que casi bate récords) arrasó el Caribe, y provocó una enorme destrucción en Dominica y Puerto Rico.

Oxfam calcula que los fenómenos meteorológicos extremos provocaron aproximadamente 3,2 millones de desplazados internos en los países de ingresos bajos durante los nueve primeros meses de 2017 (de enero a septiembre), de los cuales más de la mitad (1,9 millones) tuvieron que desplazarse a causa de las sequías.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de