El secretario de Estado para la UE, Diego López Garrido, ayer en Madrid. /Europarlamento

Por Eva San Martín
esanmartin@ambientum.com

Más carriles para ir a trabajar en bicicleta, reutilizar el agua para otros usos,  o apagar los aparatos eléctricos mientras que no los utilizamos. Son algunos de los compromisos que centenares de ciudadanos dejaron ayer en un enorme mural instalado en la pared de la sede del Parlamento Europeo en Madrid.

Durante todo el día de ayer, los viandantes que pasearon por el Paseo de la Castellana pudieron dejar sus promesas asumibles para hacer del Planeta un lugar más habitable. “Usaré el agua de limpiar verduras para regar las plantas", decía uno de los mensajes. “Soy un privilegiado. ¡Vengo en bici a trabajar!”, exclamaba otro ciudadano, que no olvidada de solicitar al alcalde Gallardón “más carril-bici, por favor”. “Mi coche es el que menos CO2 emite y mis cristales son triples contra el cambio climático", declaraba por su parte otro de los ciudadanos.

Mensajes con destino a Bruselas

La colocación del panel se incluye dentro de los actos de la Semana Verde (Green Week), impulsada por las instituciones europeas. Los mensajes de los madrileños, que fueron obsequiados con un espatifilo, planta de interior que atrapa sustancias nocivas del aire, por cada mensaje, se enviarán a las Instituciones Europeas en Bruselas, según explicaron fuentes del Parlamento Europeo.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de