Un documento filtrado de la Comisión Europea muestra sus planes para utilizar el polémico aceite de palma como agrocombustible y denominar “bosques” a las plantaciones. La expansión de este cultivo es la principal causa de la deforestación del bosque tropical. En el borrador de la comisión se afirma que talar bosques tropicales y plantar palma sería posible bajo las leyes europeas que pretenden detener los agrocombustibles “insostenibles”.

Devastadores impactos

"Este documento muestra la hipocresía de la Comisión con sus nefastos intentos de favorecer el aceite de palma mediante leyes pensadas en teoría para evitar la destrucción de los bosques del planeta. Permitir la expansión de las plantaciones de palma para abastecer el consumo de coches y camiones en Europa, va a tener un impacto devastador en el clima, la biodiversidad y las personas cuyo medio de vida depende de estos bosques. Si la Comisión Europea realmente pretende combatir el cambio climático y la pérdida de biodiversidad necesita terminar con el legado de los agrocombustibles y garantizar urgentemente que no se sacrifiquen los bosques para llenar depósitos de coches", dice Blanca González Ruibal, de Amigos de la Tierra España.

Según Naciones Unidas el rápido crecimiento de la superficie de plantaciones de aceite es en estos momentos la principal causa de la pérdida constante de lluvia en Malasia e Indonesia.

Deuda de carbono

Aunque los legisladores europeos esperan que el uso de agrocombustibles reduzca las emisiones nocivas para el clima, en la actualidad está aceptado que el impacto de la expansión de la agricultura para cultivar agrocombustibles aumenta las emisiones. Por ejemplo, la conversión de bosques tropicales en plantaciones de aceite de palma crearía una “deuda de carbono” y serían necesarios 86 años de uso de agrocombustible procedente de la palma para compensar las emisiones producidas por la deforestación.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de