Los datos de emisiones de las instalaciones sujetas al régimen de comercio de derechos de emisión correspondientes al año 2012 confirman que, en España, desde la implantación del régimen, se ha logrado reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en torno a un 29%. Así, se ha pasado de unas emisiones de 189,89 millones de toneladas de CO2 a 135,51 millones, una reducción de más de 54 millones de toneladas anuales.

El sector de generación de energía eléctrica es el que más ha reducido sus emisiones, unos 32 millones de toneladas si comparamos con los datos de 2005, mientras que los sectores industriales han minorado sus emisiones en unos 22 millones de toneladas.

Sin embargo, las emisiones totales de los sectores sujetos al comercio de derechos de emisión han aumentado en 2012 respecto al año anterior un 2,1%. Ello se debe, fundamentalmente, al incremento de emisiones del sector de generación eléctrica. Este sector, responsable del 55,3% de las emisiones de los sectores afectados, ha registrado un aumento del 6,9%.

El aumento de emisiones en este sector viene motivado por un incremento del 23,7% en generación con carbón. Se consolida así la tendencia iniciada tras la aprobación de las medidas de apoyo a la generación eléctrica con carbón autóctono.

No obstante, las emisiones del resto de tecnologías de generación térmica disminuyen, siendo del 21,9% la reducción en generación mediante ciclo combinado.

Sectores industriales

En los sectores industriales se observa una disminución de las emisiones del 3,7%. El sector de refino es el único donde se incrementan las emisiones, con un 6,9%. En el resto, se producen disminuciones, siendo las más significativas las del sector de tejas y ladrillos (23,8%), cal (12,2%), siderurgia (10,7%), cemento (8,6%) y fritas (7,3%).

Cabe apuntar que, contrastando emisiones y asignación de derechos, y considerando el conjunto de instalaciones afectadas por el régimen, en el período 2008-2012 se da un superávit de derechos de en torno al 10%. Dicho superávit supera el 45% en los sectores industriales.

El régimen de comercio de derechos de emisión constituye una medida concebida a nivel europeo para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de instalaciones industriales y de generación de energía eléctrica. Abarca más de 12.000 instalaciones en Europa (más de 1.000 en España) que deben informar anualmente de sus emisiones. Así, a finales de marzo de cada año se consignan en un registro las emisiones verificadas de cada instalación.

Antes del 30 de abril, los titulares tendrán que entregar tantos derechos de emisión como emisiones hayan tenido sus instalaciones. En caso de no disponer de suficientes derechos asignados deberán adquirirlos en el mercado, pudiendo, por el contrario, venderlos si cuentan con excedentes. De este modo, se introduce un incentivo económico para reducir emisiones.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de