El Centro Superior de Investigaciones Científica (CSIC) presentó la pasada semana en Madrid la "Expedición de Circunnavegación Malaspina 2010: Cambio Global y Exploración de la Biodiversidad del Océano Global", una campaña científica que partirá de Cádiz el próximo mes de noviembre. Comenzará así un proyecto interdisciplinar liderado por el CSIC que pretende evaluar el impacto del cambio global en el océano y estudiar su biodiversidad.

La expedición toma su nombre del marino Alejandro Malaspina, quien a finales del siglo XVIII dirigió la primera expedición científica de circunnavegación española y de cuya muerte se cumplen 200 años en 2010.

250 investigadores participarán en el proyecto

Durante nueve meses, los buques de investigación oceanográfica "Hespérides" y "Sarmiento de Gamboa" recorrerán entre ambos más de 42.000 millas náuticas de navegación. La mayor parte corresponderá al Hespérides, en una derrota que, desde Cádiz, recalará en Río de Janeiro, Punta Arenas, Ushuaia, Ciudad del Cabo, Perth, Sidney, Honolulú, Panamá, Cartagena de Indias, Cartagena y Cádiz. Por su parte, el Sarmiento de Gamboa realizará una ruta desde Las Palmas de Gran Canaria a Miami.

En total, más de 250 investigadores de 19 instituciones españolas participan en el proyecto, cifra que asciende a casi 400 al incluir a estudiantes e investigadores de las 16 instituciones extranjeras asociadas, entre las que se encuentran la NASA, la Agencia Espacial Europea y las universidades de California, Río de Janeiro, Washington y Viena.

La Armada Española aportará a la campaña el Buque de Investigación Oceanográfico (BIO) "Hespérides" como plataforma principal de la expedición. Además el proyecto contará con la participación del Real Observatorio Astronómico de la Armada, del Museo Naval y del Instituto Hidrográfico de la Marina como centro asociado.

Carlos Duarte, el investigador principal del proyecto, presentó la expedición junto al presidente del CSIC, Rafael Rodrigo, el director general de Investigación y Gestión del Plan Nacional de I+D+i, José Manuel Fernández de Labastida, el almirante jefe de Servicios Generales de la Armada, Carlos Breijo, y el comandante del BIO Hespérides, Juan Antonio Aguilar.

El proyecto impulsará a los nuevos investigadores

En sus palabras, Duarte destacó que “con esta expedición vamos a dar la vuelta al mundo, pero también, en cierto modo, a la oceanografía española, generando una nueva cultura de cooperación y unión de fuerzas. “ El investigador tuvo unas palabras de reconocimiento a la participación de la Armada en el proyecto ya que aporta “500 años de experiencia en investigación oceanográfica”.

Este hecho está reflejado en el capitán de fragata Aguilar, comandante del "Hespérides". Especialista en hidrografía, aporta su experiencia anterior, así como la de la dotación del buque, en las numerosas campañas de investigación oceanográficas que ha realizado el buque. Aguilar destacó el convencimiento y el esfuerzo humano y logístico de la Armada para acometer este ambicioso proyecto que impulsará además las vocaciones de nuevos investigadores.

Este es un proyecto de dimensión global, que atiende a dos necesidades importantes: evaluar el impacto del cambio global sobre el océano y explorar ese ecosistema aún tan desconocido que es el océano profundo”, destaca Duarte.

El objetivo es desarrollar un estudio multidisciplinar

El equipo realizará pruebas en 350 puntos y recogerá 70.000 muestras de aire, agua y plancton desde la superficie hasta los 5.000 metros de profundidad. El objetivo es desarrollar un estudio multidisciplinar, integrado por 11 bloques temáticos, para evaluar el impacto del cambio global y la biodiversidad del océano profundo.

Se medirán la temperatura, salinidad y concentración de nutrientes en las distintas zonas oceánicas, se estudiará el intercambio de gases entre océano y atmósfera, el destino del CO2 absorbido por el mar, la influencia de las sustancias químicas en el océano y su posible toxicidad. También estudiarán la diversidad y metabolismo del fitoplancton, el zooplancton y los microorganismos de las profundidades marinas.

El proyecto tiene además como objetivo impulsar las ciencias marinas en España y fomentar las vocaciones científicas. De hecho, más de 50 jóvenes completarán sus estudios de postgrado, embarcando en algún tramo de la campaña para realizar su tesis de máster o su tesis doctoral a través del Programa de Doctorado Expedición Malaspina Fundación BBVA‐CSIC, financiado por ambas instituciones.

La expedición, un Consolider-Ingenio 2010 financiado por el Ministerio de Ciencia e Innovación, comprende 27 grupos de investigación del CSIC, el Instituto Español de Oceanografía, 16 universidades, un museo, una fundación pública de investigación y la Armada Española. La financiación total, en la que también han colaborado el CSIC, la Armada Española y la Fundación BBVA, ronda los 6 millones de euros.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de