Buitre leonado / MMA

Por Félix Toribio

redaccion@ambientum.com

España constituye el último reducto europeo de rapaces necrófagas como el buitre negro (Aegypius monachus) y leonado (Gyps fulvus), el alimoche (Neophron percnopterus) y el quebrantahuesos (Gypaetus barbatus). Por ese motivo el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino convocó una reunión con los responsables de 13 Comunidades Autónomas (CCAA), científicos y expertos en la materia.

En dicha reunión se trataron los efectos producidos por la alteración en la disponibilidad de alimento para las rapaces carroñeras. Elaborando unas directrices de gestión para la alimentación de estas especies.

Ley de patrimonio natural y biodiversidad

Con el objetivo de que junto a las prescripciones emitidas en la Ley de Patrimonio natural y la Biodiversidad, sirva de ayuda a las CCAA para la gestión de la lucha contra las principales amenazas a la biodiversidad.

La línea de actuación gira entorno al desarrollo del nuevo Reglamento comunitario como es la designación de zonas de protección para la alimentación de necrófagas.

Posibilidades de alimentación

En aquellas zonas designadas por las CCAA se podrá realizar la alimentación fuera de muladares vallados, siempre que existan los controles sanitarios que marca la ley. Para ellos se estudian tres posibilidades: muladares vallados, puntos de alimentación en explotaciones extensivas (ganaderas, cinegéticas) y la alimentación dirigida o selectiva para programas de alimentación suplementaria para especies muy amenazadas.

Catálogo español de especies amenazadas

Algunas de estas especies se encuentran en un delicado estado de conservación según el Catálogo Español de Especies Amenazadas y por tanto son prioritarias para la ejecución de programas de recuperación y conservación. Como es el caso del quebrantahuesos, el alimoche, el buitre negro, el águila imperial (Aquila adalberti) o el milano real (Milvus milvus).



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de