WWF, en colaboración con la Fundación Montemadrid, y con el apoyo de GREFA, inicia el seguimiento científico de dos milanos reales en la Comunidad de Madrid. El objetivo de este marcaje es mejorar el conocimiento de la especie y agilizar la actuación en caso de envenenamiento gracias a la información transmitida por el GPS que se les acaba de colocar. Con este marcaje se pretende reducir la incidencia de cebos envenenados sobre especies amenazadas y en peligro de extinción, como el milano real.

En el marco del proyecto "Milanos sin veneno. Capacitación de actores clave y sensibilización sobre el uso de venenos en la Comunidad de Madrid", que está desarrollando WWF con el apoyo de la Fundación Montemadrid, se han colocado emisores GPS a dos ejemplares adultos de milano real en la Comunidad. En concreto, una hembra, en la zona de Villaviciosa de Odón, y un macho en la zona de Arroyomolinos. Para el operativo de localización, captura y  marcaje  de estos ejemplares, WWF ha contado con el apoyo de GREFA,  SEO/BirdLife y Ministerio de Medio Ambiente, con un equipo de técnicos con larga experiencia en este tipo de acciones. Todo ello en colaboración con el Parque Regional de la cuenca media del río Guadarrama de la Comunidad de Madrid. 

Además, con el objetivo de implicar a la población en este tipo de actividades de conservación y sensibilización, WWF ha lanzado una encuesta a través de Facebook para que sean los propios ciudadanos los que decidan qué nombre poner a estos dos milanos reales que van a contribuir a reducir la incidencia de los cebos envenenados en las especies amenazadas en la región. 

WWF subraya la urgencia de actuar contra el veneno, ya que el milano real ha tenido en España un descenso del 50% de individuos en los últimos diez años, tanto invernantes como reproductores, lo que sitúa a esta especie en la categoría de "en peligro de extinción".

En Madrid, el milano real había disminuido casi un 50% entre 1994 y 2001, estimándose entonces entre 36 y 40 las parejas reproductoras. A pesar de que en los últimos años ha incrementado su población en la región, llegando hasta las 60-70 parejas, el uso de cebos envenenados sigue siendo una de las principales amenazas para esta especie en grave peligro.

WWF recuerda que el uso de cebos envenenados en nuestro país es la primera causa de mortalidad para distintas especies de las que España conserva sus últimas poblaciones europeas o mundiales, como el alimoche, buitre negro, quebrantahuesos y el propio milano real, así como nuestra emblemática águila imperial ibérica. En la Comunidad de Madrid, el uso de veneno por parte de algunos cazadores para eliminar zorros y otros carnívoros ha ocasionado una mortalidad notable en muchas de estas especies amenazadas. Durante los últimos años, gracias al marcaje y seguimiento científico de aves rapaces se ha logrado detectar y sancionar graves casos de envenenamiento en nuestro país.

 El milano real es una especie de distribución exclusivamente europea y norteafricana, aunque hoy solo existe en Europa occidental. Sus poblaciones reproductoras están muy fragmentadas, siendo las principales las de España, Alemania y Francia. La mayor parte de su población mundial inverna en España. 



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de