Estas carroñas han sido las que han permitido la conservación de muchas especies de nuestra fauna, no solamente las carroñeras, también osos y lobos, encuentran en las carroñas una fuente de proteína indispensable para sobrevivir.

Sin embargo, territorios como Asturias donde la biodiversidad y la naturaleza es objeto de utilización publicitaria (Asturias, Paraíso Natural), se sigue sin autorizar que la comida de estos animales vuelva a la montaña. Se prefiere mantener un increíble negocio de recogida de cadáveres de ganado doméstico, a la vez que se permite la muerte por inanición de pollos de aves carroñeras, se diezma la población de lobos o se permite que el oso cause más daños de lo debido por falta de un alimento imprescindible.

HAMBRE EN LAS MONTAÑAS es el título de la vídeo noticia que pone el dedo en la llaga de esta situación sobre la que muy pocas ongs están diciendo algo. No basta con instalar muladares, hay que devolver las carroñas a la naturaleza.

Vídeo-Noticia:

HAMBRE EN LA MONTAÑA from FAPAS on Vimeo.

 


Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de