Las grúas y el trabajo de los operarios que trabajan en la remodelación de esta iglesia está poniendo en peligro a las rapaces, según una denuncia presentada por Sociedad Española de Ornitología (Seo/Birdlife) ante la Fiscalía. Lo mismo les ocurre a las aves de la misma especie que habitan en la cercana ermita de San Miguel: el jaleo de las labores no les dejan continuar su vida de un modo tranquilo y necesario para su supervivencia.

De las 15 parejas de cernícalo que en 2007 habitaban en estos lugares, sólo queda una. La única que ha resistido el ajetreo de los trabajos de remodelación. Para SEO/BirdLife, se trata de un caso de “destrucción”, y acusan a los responsables de los trabajos de la desaparición “de las dos colonias de cernícalo primilla” en Valfarta.

Trabajos en plena cría

Que los trabajos de remodelación, que comenzaron en 2008, se hayan hecho coincidir con la época de cría y reproducción de la especie, no ha ayudado demasiado. Se trata del periodo de mayor sensibilidad de las rapaces, y cuando más tranquilidad necesitan para criar a sus polluelos.

“Los trabajos de remodelación se han llevado a cabo entre 2008 y 2009 y se han realizado en ambos casos en plena época de reproducción, afectando de forma grave a la colonia”, señala un portavoz de la organización protectora, quien señala, asimismo, que “no se han implementando medidas correctoras necesarias como la instalación de tejas-nido”. Este tipo de medida correctora es utilizada por los expertos en aves silvestres para facilitar la puesta y posterior criado de las crías por parte de los padres.

Las actuaciones, según consta en la denuncia presentada por los conservacionistas; tampoco contaba con las autorizaciones necesarias por parte del Instituto Aragonés de Gestión Ambiental en este tipo de actuaciones, cuando afectan a fauna silvestre amenazada.
 



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de