La ola de frío siberiano ha traído a Cantabria a miles de aves que huyen del frío instalado en la Europa continental. Se da la circunstancia de que la cornisa cantábrica y concretamente la marina, la franja de territorio comprendida por debajo de los 400 metros de altitud, se convierten, debido a que no se cubren de nieve, en zonas de refugio y alimentación, para los bandos de avefrías, chorlitos, zorzales, agachadizas y becadas.
 
CCB y SEO/BirdLife quieren recordar al colectivo de cazadores de Cantabria que estas aves se encuentran en una situación de debilidad debido a que están huyendo de las zonas donde habitualmente invernan, habiendo realizado importantes desplazamientos que diezman sus reservas. Por tanto, no nos parece ético que al llegar estas aves a nuestra región se encuentren con algunos cazadores que lejos de respetarlas se dedican a tirotearlas sin contemplación.
 
No repetir los atropellos del invierno pasado

A principios de este año 2009 SEO/BirdLife y el CCB quedaron horrorizados al contemplar como ante la llegada de miles de aves que huían del frío, salieron a los campos multitud de cazadores a disparar sin contemplación a estos ejemplares, dando una imagen poco respetuosa con la conservación de las aves del colectivo de cazadores.

En junio de 2009 SEO/BirdLife y el CCB reunieron en Astillero a un grupo de científicos que estudian a las becadas en España y acordaron llamar la atención de las administraciones y la opinión pública para que no se vuelvan a repetir espectáculos tan lamentables.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de