El informe lanzado hoy por la Comisión Europea sobre la economía de los ecosistemas (TEEB) muestra el coste que supondría la desaparición de determinados hábitats.

Coste ambiental

La organización ecologista WWF asegura que la adecuada conservación de la naturaleza proporciona a nuestra sociedad diferentes servicios, como puede ser el filtrado del aire, el control de inundaciones, la polinización de plantas, la purificación y almacenamiento de aguas, etc. Se trata de un capital natural, que los economistas rara vez tienen en cuenta, añaden los ecologistas.

La importancia de este estudio reside en que, hasta este momento, no se había evaluado el coste económico que la pérdida de biodiversidad puede tener para los diferentes países, afirma WWF.

La importancia de la conservación de hábitats

La conservación de los hábitas contribuye a la reducción de enfermedades. Los ecologistas aseguran que, por ejemplo, la malaria se extiende de manera mucho menor en áreas boscosas que en zonas deforestadas.

Según el estudio publicado por la Comisión Europea, invertir en la conservación, gestión y restauración de los ecosistemas proporciona beneficios a largo plazo mayores y más duraderos que las ganancias monetarias inmediatas que proporciona el uso incontrolado de los recursos naturales, tales como la tala de los bosques o la sobrepesca.

Por otra parte, indica el documento, la degradación de los suelos, el aire, el agua y los recursos biológicos pueden impactar negativamente en la salud pública, la seguridad alimentaria, el turismo o las oportunidades de negocio.

El informe sugiere que la política debe abordar la reforma de los subsidios a “actividades ambientalmente dañinas” y la inversión en "infraestructura ecológica”.

Más información sobre el estudio sobre la Economía de los Ecosistemas y Biodiversidad: www.teebweb.org/



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de