En el informe WWF opina que es necesario incrementar la financiación de la Unión Europea (UE)  destinada a proteger el patrimonio natural y sus beneficios derivados.

La conservación de la biodiversidad no es prioritaria

Tras analizar la asignación europea estimada para 2007-2013,  WWF asegura que “la conservación de la biodiversidad no se encuentra dentro de las prioridades”. El fondo LIFE+, añade la ONG, aporta 120 millones de euros al año, “menos del 0,1% del total del presupuesto de la UE”, asegura.

La primera evaluación del Estado de la Biodiversidad llevada a cabo en julio de este año por la Comisión Europea arrojó unos “resultados devastadores”, afirma un portavoz de la organización.

El texto de la Comisión, dicen los ecologistas, indicaba que el 65% de los hábitats y el 52% de las especies se encuentran en un “estado de conservación desfavorable”.  Este hecho, concluye WWF, sería contradictorio al objetivo europeo de frenar la pérdida de biodiversidad en el año 2010.

Fragmentación y destrucción de hábitats

Según WWF, el último informe de la Agencia Ambiental Europea muestra que la pérdida de hábitat y su fragmentación son los principales responsables del descenso de la biodiversidad. En la mayor parte de los casos, añade la organización, estos problemas son causados por “políticas insostenibles como la agricultura intensiva, la tala indiscriminada o la sobrepesca”.

España apenas invierte

En el caso de España, afirman los ecologistas, “a pesar de la amplia superficie que abarca la Red Natura 2000, se invierte muy poco en desarrollo sostenible”.

España es uno de los máximos beneficiarios del fondo europeo de desarrollo rural (más de 8.000 millones de euros para el período 2007-2013) pero, según WWF, sigue promoviendo un modelo basado en el apoyo a la agroindustria y las grandes infraestructuras, “en detrimento de las actuaciones para optimizar el rendimiento de las explotaciones agrícolas y forestales sin perjudicar al medio ambiente”.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de