La embarcación Sula de Juan Pedro Borrás, con base en el Club Náutivo de Oropesa (Castellón), rescató el pasado domingo a una tortuga boba cuando se encontraba de pesca, a seis millas de esta localidad. El Sula , que llevaba como tripulantes a Juan Pedro Borrás y Juan Fran Medina, vio a la tortuga flotando y herida cerca del barco.

Los pescadores, ante las múltiples llamadas realizadas por la Conselleria de Medio Ambiente para tratar de proteger a esta especie en peligro de extinción , no pararon hasta conseguir subir a bordo con sumo cuidado al animal, que presentaba un fuerte impacto en la parte alta del caparazón y una herida como si hubiera sido abordada por la hélice de un barco , según informaron en un comunicado fuentes del Club Náutico de Oropesa.

La tortuga se mostró asustada y en numerosas ocasiones intentaba moverse buscando una salida para volver de nuevo al mar. Los pescadores del Sula , que ya habían dado aviso en el Náutico de Oropesa sobre su recate, fueron recibidos en el Puerto por numerosos socios con la voluntad de prestar ayuda.

Una vez en tierra, el Club Náutico de Oropesa dio aviso al Centro de Recuperación de El Saler de Valencia, para que les indicaran las pautas que debían seguir para mantener a la tortuga en buen estado mientras venían a recogerla. Siguiendo las indicaciones, el animal fue tapado con un trapo que se mantenía mojado todo el tiempo para preservar la humedad corporal de la tortuga boba.

Aunque la herida que presentaba no era muy profunda, el animal no hubiera sobrevivido mucho tiempo en el mar. Responsables del Centro de El Saler comentaron que la tortuga pasará los primeros meses en el Centro, hasta que se recupere por completo de su afección. Posteriormente pasará al menos un año en L Oceanogràfico. Si sus cuidadores comprueban que es capaz de desenvolverse por sí misma, pasado un tiempo será devuelta al mar, según las mismas fuentes.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de