Un escualo de la especie tintorera quedó varado el pasado domingo en la playa de El Morlaco, en Málaga, en torno a las 16.00 horas, donde tuvo que ser ayudado por el Colectivo Andaluz Contra el Maltrato Animal (Cacma) a pasar la zona de boyas para dejarlo en libertad.

En un principio, según indicaron desde Cacma en un comunicado, el temor de los bañistas originó una disputa entre los que querían sacrificarlo y los que querían defenderlo. Al final, estos últimos, en su mayoría jóvenes, se pusieron en contacto con el colectivo, quien ante la carencia de una embarcación para devolver el tiburón a aguas profundas, optaron por acompañar al animal hasta pasada la zona de seguridad de los bañistas.

El colectivo consideró en el escrito al grupo de jóvenes como "baluarte de la lucha contra el maltrato animal" y explicaron que ello "demuestra que las estadísticas que dicen que más del 90 por ciento de estos jóvenes rechazan las corridas de toros es una muestra más del futuro animalista de este país".

Finalmente, desde el Colectivo Andaluz Contra el Maltrato Animal recordaron que los escualos se encuentran en una "alarmante" situación de desaparición en el mar Mediterráneo.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de