El incendio declarado el pasado lunes 13 de julio en los municipios de Quintana del Castillo y Villameca (León) continúa activo y sin control tras haberse reavivado durante la jornada del miércoles. Ya ha arrasado cerca de 2.000 hectáreas de robledal, pinar y matorral en áreas de alto valor ecológico donde hasta el momento sobrevivían las poblaciones de urogallo cantábrico más meridionales del mundo.

SEO/BirdLife quiere mostrar su profunda preocupación ante los hechos, que ponen de manifiesto las carencias en prevención y control de incendios forestales en Castilla y León, teniendo en cuenta además que se trata de un área de alto valor natural en la que hasta ahora se localizaban ejemplares de una especie catalogada en peligro de extinción, como es el urogallo cantábrico. Además, esta población de urogallo ya está afectada por un desarrollo eólico que ha sido paralizado por los tribunales a iniciativa de SEO/BirdLife.

En estos momentos las llamas avanzan hacia la comarca de Omaña, donde se encuentran algunas de las mejores poblaciones de urogallo de la cordillera Cantábrica, por lo que consideramos que deben emplearse todos los medios al alcance de la Administración castellanoleonesa para extinguir el fuego. Además se deben fomentar en un futuro próximo unas condiciones adecuadas para el trabajo de las Brigadas que trabajan en la extinción de incendios forestales (BRIF), y que incluso estando en huelga se han desplazado voluntariamente hasta el lugar para ayudar en las labores de extinción.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de