La iniciativa de Medio Ambiente consiste en colocar cajas-nido de madera en diferentes puntos de este espacio protegido, con el fin de que los quirópteros tengan un punto adecuado para su refugio y descanso así como para favorecer su reproducción.

Dependiendo de la especie, los nidales tienen unas dimensiones y formas concretas, y pueden ser colocados en lugares muy variados. Lo importante es asegurar que queden aisladas e inaccesibles para evitar molestias o prevenir la llegada de predadores que puedan acabar con las puestas o pollos de pocos días. En la mayoría de casos, este tipo de nidales pueden llegar a ser utilizados durante varios años.

Nidos artificiales y cajas refugio

La colocación de nidales artificiales y cajas refugio para las aves y murciélagos suele ser una medida sencilla para mejorar la nidificación no sólo de murciélagos sino de también otras muchas especies como pueden ser las cigüeñas, aves insectívoras, rapaces nocturnas y diurnas.

En el Parque Natural de l´Albufera se ha registrado la presencia de nueve especies diferentes de murciélagos, aunque algunas sólo de manera circunstancial. El programa está dirigido principalmente a dos de estas especies: el Murciélago de Cabrera, el Murciélago enano y el Murciélago hortelano.

Los murciélagos son mamíferos que se alimentan casi exclusivamente de insectos voladores, y por ello, cumplen un papel fundamental en los ecosistemas naturales y agrícolas en el control de mosquitos y en determinadas plagas agrícolas. Por otro lado, el estado de las poblaciones supone un buen indicador biológico del estado de conservación del entorno que ocupan.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de