Los ríos en los que se actuarán serán el Pas, Miera, y Asón, en Cantabria, el Nela y Trueba en la provincia de Burgos, y el ranza en la de Vizcaya.

Para que los participantes puedan desarrollar de forma óptima el censo en esta actividad de Voluntariado Ambiental se les impartirá previamente un taller de formación en el que se les hará una introducción al conocimiento del ecosistema fluvial de estos ríos; el reconocimiento de rastros y huellas de las especies que se analizarán y técnicas de muestreo y elaboración de fichas.

En este taller se hará hincapié en la importancia de los mamíferos acuáticos autóctonos como bioindicador de la calidad de las aguas y detectar a las especies alóctonas, que puedan afectar al ecosistema.

Los dos talleres que incluyen, por un lado, una parte teórica y práctica, y el otro: el del censo propiamente dicho, se impartirán en los fines de semana del mes de septiembre y los inscritos deberán elegir para su participación uno de ellos. Los resultados del muestreo se cotejarán en una reunión que se mantendrá en el Fluviarium de Liérganes y desde la FNYH se anima a la participación de la ciudadanía en esta actividad.

El objetivo global es que a través del conocimiento del ecosistema fluvial, los ciudadanos se den cuenta de la importancia de mantenerlo en óptimas condiciones e incluso que se impliquen en su conservación para el mantenimiento de la biodiversidad.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de