Las marismas de Alday han sido testigo del nacimiento del primer potro losino de la región, que se espera que no sea el único dada la época de cría actual, y ya puede ser visitado todos los días de la semana. Los interesados en ver al potro y al resto de los caballos podrán recibir información en la Casa de la Naturaleza, ubicada junto al aparcamiento de Valle Real,  acerca de dónde los pueden localizar.

Cabe destacar que la Fundación, la cual está celebrando su quince aniversario, introdujo hace ya dos años 16 caballos losinos en las praderas saladas de las Marismas de Alday como método de control del plumero y la chilca, especies de flora alóctona invasora, que causan estragos en la marisma y en otras áreas de la bahía en las que se ha producido un abandono del pastoreo. La presencia de estos equinos, en peligro de extinción, forma parte del proyecto de restauración hidrológica-forestal de agua salada en la zona descrita anteriormente y la llegada de estos ejemplares fue posible gracias a la colaboración de la Asociación de Criadores de caballos losinos El Bardojal, que cedió los ejemplares, de raza autóctona del valle de Losa, ubicado en la provincia de Burgos.

Desde la Fundación Naturaleza y Hombre, que dirige Carlos Sánchez, se destaca que gracias a los trabajos que está desarrollando, este espacio gestionado por ellos se encuentra en un estado óptimo de conservación y es un refugio para una gran cantidad de aves.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de