Se ha liberado  un ejemplar macho de lince ibérico en el término municipal de Villafranca, en Córdoba. Se trata de "Lapa", un ejemplar macho que fue capturado en Sierra Morena el pasado mes de julio junto a otro hermano de camada con el objeto de rebajar la presión de la caza del conejo en esa zona.

Tras haber sido sometido a controles clínicos en el Centro de Cría del Lince Ibérico de “El Acebuche”, "Lapa" ha sido devuelto a su medio salvaje en el valle del río Guadalmellato, una zona elegida como área de reintroducción del lince ibérico hace años y que aún no ha llegado a su máxima capacidad de carga. En este sentido, los expertos consideran que es un hábitat ideal para este ejemplar porque la competencia entre la misma especie es menor y ofrece mayores posibilidades de supervivencia.

Suelta del primer lince tras rebajar la UICN su categoría de especie amenazada

La suelta de este ejemplar de lince se ha producido a poco más de un mes de que la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) reclasificara al lince ibérico (Lynx pardinus) de “en peligro crítico” a “en peligro” dentro de la Lista roja que elabora este organismo.

La Consejería de Medio ambiente les agradece a los integrantes del proyecto Life+Iberlince, financiado por la Junta de Andalucía y la Unión Europea junto a dieciocho socios más de Portugal y España, sus esfuerzos por conservar y mantener una de las especies más amenazadas del planeta”. Tanto a los propietarios de fincas conveniadas, la comunidad científica, como a los colectivos conservacionistas, ecologistas, a las asociaciones de cazadores y a todos cuantos alzan su voz y llevan a cabo acciones que motivan e impulsan a la Junta de Andalucía para que continúe con su labor de mantener e incrementar las poblaciones de este felino único en Andalucía y la Península Ibérica.

La devolución a su medio natural de "Lapa" es un paso más del proyecto Life+Iberlince, que en el periodo 2011-2017 se encarga de la recuperación de la distribución histórica del lince ibérico en España y Portugal.

Tras seis décadas de declive de la población y de su área de presencia, entre 2002 y 2012 el tamaño de la población se ha incrementado de forma continuada. Se ha pasado de 27 hembras reproductoras en 2002, a 97 en 2014. El número de ejemplares se ha incrementado notablemente en Andalucía en este mismo periodo, al pasar de 94 en 2002, a 327 en 2014, 



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de