A pesar de la sobrepesca, la UE se niega a actuar para recuperar el pez espada del Mediterráneo

Oceana ha revelado que un informe de la Comisión Europea demuestra que la flota italiana vulnera flagrantemente las medidas internacionales de pesca de pez espada del mediterráneo. La organización internacional de conservación marina ha difundido estos datos con motivo de la reunión de hoy en Bruselas, en la que representantes de los Estados Miembros debatirán la posición de la UE sobre la gestión de especies altamente migratorias como el atún rojo y el pez espada para la próxima reunión de ICCAT[i].

“La UE debería ser la primera en pedir medidas de gestión en ICCAT para recuperar el pez espada del Mediterráneo, ya que representa el 90% de la flota que captura este stock y tiene la obligación legal de situarlo en niveles de Rendimiento Máximo Sostenible en 2015 o 2020 a más tardar, según la Política Pesquera Común”, señala María José Cornax, responsable de pesca de Oceana en Europa. “Sin embargo, este último informe demuestra que la UE –e Italia en particular– captura, desembarca y vende ilegalmente un pez que sufre sobrepesca”.

Según el informe, inspectors de la UE detectaron las siguientes infracciones en el sur de Italia durante marzo de 2013, tras haber empezado la veda el 1 de marzo:

  • “Extendida presencia de pez espada del Mediterráneo en el mercado”, tanto bajo talla como ejemplares mayores.
  • Desembarcos de hasta 2 toneladas por barco y día.
  • Falta de documentos exigibles: diarios de a bordo, declaraciones de desembarco.
  • Total falta de intervención de la Administración local.

El informe revela una complete falta de cumplimiento del cierre de la temporada de marzo para la pesca de pez espada en el Mediterráneo, una medida internacional legalmente vinculante establecida en 2011 por la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT, por sus siglas en inglés). Asimismo, el informe indica que la falta de cumplimiento de las autoridades locales permitió la entrada a los mercados locales de pez espada capturado ilegalmente, a altos precios de hasta 30 euros el kilo.

El pez espada del Mediterráneo lleva más de una década de sobrepesca. Más de 12.000 buques están autorizados a pescar el stock sin ningún límite de capturas, de los que el 90% es de pabellón comunitario. Las vedas son inadecuadas para permitir la recuperación del stock, en especial porque el 75% de las capturas son juveniles que no se han reproducido.

“Ha quedado claro que las vedas solo existen sobre el papel. Es hora de detener esta farsa  e introducir un plan de gestión basado en límites de capturas y con un claro objetivo de recuperación. Si no, no se regulará nunca adecuadamente la pesquería y el pez espada del Mediterráneo no se recuperará”, afirma la Dra. Ilaria Vielmini, científica marina de Oceana.

La próxima reunión de ICCAT tendrá lugar entrte el 10 y el 17 de noviembre en Génova. Oceana asistirá al encuentro como observador y solicitará una gestión de precaución para el atún rojo del Atlántico y el Mediterráneo, el pez espada del Mediterráneo y los tiburones.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de