La secretaria autonómica de Medio Ambiente ha subrayado el "trabajo conjunto" de la Conselleria de Medio Ambiente y la Ciudad de las Artes y las Ciencias en esta materia, que se plasma en un convenio de colaboración que da origen al proyecto del Arca del Mar. Desde la puesta en marcha de este centro, se han recuperado y devuelto al mar un centenar de tortugas marinas.

Asimismo, Ureña ha recalcado la labor social, "sin la que no sería posible esta iniciativa" de Cruz Roja, municipios y Cofradías de Pescadores, además de particulares, que cuando advierten la presencia de una tortuga o cetáceo varado o pescado accidentalmente, lo comunican teléfono de emergencias (112) para que se inicie el protocolo de actuación.

La secretaria autonómica ha destacado que nueve de cada diez tortugas que ingresan en el centro de recuperación son atendidas, recuperadas satisfactoriamente y devueltas al medio marino, "lo que pone de manifiesto el éxito del proyecto".

Las razones de la entrada de los reptiles en el centro responden a motivos diversos, sobre todo a la pesca accidental (mediante palangre o red); otras causas menos habituales son la ingestión de plásticos y la colisión con embarcaciones. Además, las tortugas han pasado un promedio de 136 días en las instalaciones antes de su suelta.

Por su parte, el director general de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, Pedro García Ribot, ha resaltado, además, "la labor de concienciación que se desarrolla con menores, que también participan en la iniciativa". De hecho, un centenar de niños que estos días acuden a la Escuela de Pascua de l´Oceanogràfic de la Ciudad de las Artes y de las Ciencias han asistido a la suelta del mismo acto.

La tortuga número 100, una tortuga boba

El objetivo de la suelta se ha centrado en celebrar la recuperación de la tortuga número 100 desde la puesta en marcha del Arca del Mar, en el año 2007. Este centro de la Conselleria de Medio Ambiente, ubicado en l´Oceanográfic de Valencia, destaca por ser el mayor de España y uno de los mayores de Europa para la atención y rehabilitación de estos reptiles.

La tortuga "centenaria" es un ejemplar de tortuga boba -la especie más habitual en todo el Mediterráneo y en las costas valencianas- hallada por unos pescadores en el Puerto de Cullera y trasladada al centro de la Conselleria de Medio Ambiente para su recuperación. Las seis tortugas boba liberadas ante la presencia de Ureña fueron atendidas previamente en el Arca del Mar.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de