El periodo estival suele coincidir con un mayor desarrollo de diferentes especies invasoras, por lo que ha reforzado los esfuerzos dirigidos a erradicar este tipo de especies.

Concretamente, la conselleria ha retirado más de 120 metros cúbicos de vegetación exótica, entre los meses de mayo y agosto. Entre las especies que han sido objeto de eliminación destaca la onagra, de la que se han retirado 18 m3, una especie invasora originaria del continente americano que está proliferando con rapidez en puntos específicos del Parque, la caña, de la que se han eliminado 64m3, la uña de gato, la yuca, la pita y el duraznillo de agua.

Los enclaves en los que se ha trabajado son dunas y malladas litorales del parque natural (zonas de els marenys de Sant Llorenç, El Dosel, la Devesa de l¨Albufera o El Perelló) localizados en los términos municipales de Valencia, Sueca y Cullera, así como ullals (ullals de La Senillera en Albalat de La Ribera y el ullal de El Forner en Sollana) y en enclaves palustres aislados como el estany de La Plana y tramos puntuales de acequias.

La vegetación exótica supone una seria amenaza para la conservación y supervivencia de la vegetación autóctona y por ello de los hábitats naturales propios de nuestro territorio. La buena capacidad de adaptación a las condiciones ambientales del territorio valenciano y el extraordinario desarrollo de algunas especies invasoras en poco tiempo, hacen que éstas compitan directamente con las especies autóctonas, llegando a sustituir y modificar por completo ciertas comunidades botánicas. La eliminación manual de estas especies en las zonas afectadas supone una medida efectiva que tiene que desarrollarse periódicamente.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de